Cómo hacer salmorejo

Uno de los platos más típicos en nuestro país y uno de los más famosos allá por el sur de España es el salmorejo, el cual es un plato ideal para el verano y para quedar con un buen sabor de boca.

Este plato es un plato típico de nuestro país y uno de los más famosos en nuestra gastronomía. Este plato tiene como características principales que es bueno para la salud, engorda poco y sirve además como un controlador de la temperatura en verano.

Por este motivo, es un plato muy típico de la zona de andalucía, una zona en la que siempre se toman platos fríos para poder mantener su temperatura corporal baja, ya que en estas zonas de España hace demasiado calor para comer caliente, sobre todo en el verano.

Este plato además es consumido porque es muy nutritivo, ya que tiene un montón de vitaminas proveniente de la verdura que contiene. Además como se toma con cuchara o incluso bebido directamente, es un plato sin duda muy cómodo de comer.

El salmorejo es un plato que tiene algunos ingredientes parecidos a los de otro plato típico en nuestro país, el gazpacho. Ambos platos están hechos básicamente con tomate, ambos son líquidos y ambos se toman fríos para regular la temperatura.

Sin embargo, mucha gente los confunde y se creen que son lo mismo, cuando no es así. La principal diferencia entre el gazpacho y el salmorejo está en los ingredientes secundarios que lleva cada uno. Por ejemplo,el salmorejo lleva pan duro para hacer la mezcla un poco más espesa y el gazpacho lleva otros ingredientes como el pepino y los pimientos.

Aquí te dejamos esta receta para aprender a cocinar salmorejo con Thermomix que seguro también te será de mucha utilidad.

En otras recetas ya hemos explicado como hacer un gazpacho y hoy nos toca el turno de explicar a la otra cara de la moneda, es decir, que nos queda explicar cómo podemos preparar este plato tan típico en nuestra cara fácilmente.

Mucha gente se cree que el salmorejo es un plato algo complejo y por este motivo, desisten en la idea de prepararlo por ellos mismos. Sin embargo, hay que saber que realmente este plato no tiene tanta dificultad como la gente se cree, ya que cualquier persona puede hacerlo si tiene las indicaciones correctas para ello.

Aunque nunca hayas estado en una cocina, estoy convencido de que si sigues algunas indicaciones sencillas, vas a poder preparar este plato sin ningún tipo de dificultad, con mucha facilidad y en muy pocos minutos. Por este motivo, no tienes prácticamente ninguna escusa para no seguir esta receta y tratar de disfrutar al máximo de este plato típico de nuestra gastronomía.

Así que a partir de ahora presta mucha atención si quieres aprender a preparar el salmorejo, el cual es uno de los platos de andalucía más famosos en el mundo.

¿Que necesitas para hacer salmorejo?

  • Un kilo de tomates.
  • Ajo.
  • Un poco de jamón serrano.
  • Un vaso de aceite de oliva.
  • Una pizca de sal.
  • Una barra de pan de «anteayer».

Instrucciones para hacer salmorejo

  1. Triturar los tomates y el ajo:
    Lo primero que tenemos que hacer a la hora de preparar el salmorejo, es tener en cuenta a los ingredientes principales del mismo, entre ellos el tomate. El tomate es el principal ingrediente del salmorejo y el que va a estar en su mayoría. Eso si, no se puede echar tomate directamente al salmorejo, ya que en la receta original del mismo, este debe de ir triturado de la manera correcta. Esto es lo que haremos, vamos a proceder a triturar los tomates hasta dejarlos muy parecidos al líquido y después de eso, vamos a hacer lo mismo con los dientes de ajo que hayamos comprado, los cuales también debemos triturar para echarlos al salmorejo. Una vez que hayamos hecho todo esto, ya podemos pasar al siguiente paso.
    Borrador automático
  2. Filtrar las pepitas:
    El segundo paso que vamos a dar en esta receta, es el de filtrar todas las pepitas que han podido quedar del tomate. Las pepitas del tomate no se pueden triturar tan fácilmente y además dan un sabor un poco extraño, el cual no es para nada agradable sin lugar a dudas. Por este motivo, lo que se debe hacer es filtrar las pepitas con un colador, el cual es un elemento de la cocina que se puede encontrar fácilmente en cualquier tienda, así que no crea que tengas problema en hacer esto. Asegúrate de que filtra completamente todas las pepitas y no queda ni una, ya que si esto ocurre, no vamos a poder prepararlo de la manera correcta. Una vez hayamos filtrado las pepitas, ya estamos listos para continuar con esta gran receta del plato típico español salmorejo.
    Borrador automático
  3. Añadir el pan:
    El tercer paso que vamos a dar después de haber quitado todas las pepitas al tomate que hemos triturado en el paso uno, vamos a proceder a añadir el pan, el cual es uno de los ingredientes clave en el salmorejo.El pan se debe añadir duro, es decir, que debe ser el llamado pan de anteayer. La razón por la cual se hace esto, es que el pan blando se desmiga muy deprisa y no queda bien,así que queda mucho mejor el pan duro en esta receta. Además es una muy buena forma de darle salida a este pan duro, el cual sino hacemos nada con el, lo tendríamos que tirar, ya que ya no se puede comer de la forma normal por lo duro que está ahora mismo. Parte el pan lo más que puedas y échalo a la mezcla, asegurándote de echar una cantidad más o menos a partes iguales por toda la mezcla que hemos preparado en los pasos anteriores.
    Borrador automático
  4. Añadir el resto de ingredientes y batir:
    Ahora debemos echar el resto de ingredientes del salmorejo, es decir, el aceite de oliva y una pizca de sal para darle un poquito de jamón. Una vez que hayamos hecho esto, ya es la hora de darle a la batidora para que quede completamente triturado, de la misma forma que se hace el gazpacho. Hay que batir el salmorejo durante aproximadamente 5 minutos, un tiempo que suele ser más que suficiente para que la mezcla quede completamente homogénea y ya se pueda comer de la mejor manera posible. Realmente quedará como una especie de crea, la cual es un poco más espesa que el gazpacho debido al pan y de un color un poco más anaranjado que este último. Ahora que lo hemos hecho, todavía nos queda un último paso para poder comerlo.
    Borrador automático
  5. Echar un poco de jamón por encima, enfriar y servir:
    El último paso que tenemos que dar en el salmorejo es el de echar un poco de jamón serrano por encima, algo que se hace con el fin de darle un sabor más fuerte y de mejorar la presentación del plato. Una vez hayamos hecho esto, debemos meter el salmorejo a la nevera, esperando que se enfríe y cambie su temperatura, ya que a nadie le gusta comer el salmorejo caliente, ya que no está rico. Una vez hayamos dejado enfriar completamente el salmorejo dejándolo reposar en la nevera durante unas dos horas, vamos a servirlo en un plato para que se pueda comer con cuchara o en un bol para beber una parte del mismo fácilmente, al igual que si fuera gazpacho.
¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.