Cómo evitar que secuestren a tu perro

Quien tiene una mascota en casa sabe lo que es un amigo verdadero. Sabe lo que es que alguien lo espere con ansias y con mucho cariño. También conoce cómo son los recibimientos más alegres y sinceros y aprende a conocer la nobleza de una mirada.

Una mascota en casa significa tener compañía siempre, alguien con quién jugar, reír y llorar. Algunos los llegan a comparar con sus hijos, no solo porque dependen de ellos, sino porque también se apegan a sus mascotas al punto de angustiarse si se enferman y estar de duelo por mucho tiempo si llegan a morir.

De hecho, ese es uno de los grandes temores de todo aquel que tiene una mascota, que lleguen a enfermar y morir, ya que desean seguir disfrutando de su compañía por mucho tiempo. Tal es el caso de quienes tienen perros.

Se ha dicho que este animal es el mejor amigo del hombre, pues son compañeros incondicionales que, incluso, en un acto de valentía y extraordinario amor, han llegado a sacrificar su propia vida por defender a su dueño de cualquier peligro.

Pero, otro peligro al que están expuestos estos tiernos animales, es a la latente amenaza de secuestro. Esto es una realidad en todos los casos, pero en especial cuando se tiene perros de pedigrí, pues su valor económico es muy elevado y, en el mercado negro, puede ser vendido por cientos de euros.

En vista de esta posibilidad, ¿qué puedes hacer para evitar que secuestren a tu perro? ¿Qué recomendaciones debes tener en cuenta? ¿Qué cosas puedes hacer para minimizar los riesgos de perder a tu amigo? Si el temor te embarga constantemente y quieres saber cómo puedes proteger a tu perro, en este post te estaré explicando, al pie de la letra, lo que debes hacer.

Instrucciones para evitar que secuestren a tu perro

Una de las oportunidades que los secuestradores de perros aprovechan muy bien es cuando los amos sacan a pasear a sus mascotas, ya que, por lo general, suelen soltarlos de sus correas para que corran y jueguen con libertad.

Además, en los parques existen muchas distracciones que hace que no tengan los ojos puestos en ellos todo tiempo. Por otra parte, es fácil llamar la atención de esos animales, pues, por lo general, si se les deja libres es porque son muy amigables tanto con niños como con adultos e interactúan muy bien con otros perros. Lo que quiere decir que no representan un peligro.

Por eso, si quieres evitar que tu perro sea secuestrado, ten en cuenta lo siguiente:

  1. Una de las mejores alternativas para proteger a tu perro es insertarle un microchip localizador. Este procedimiento debe ser realizado por un veterinario certificado y no representará una molestia para tu mascota. Al contrario, es de mucha utilidad para evitar que se pierda.
  2. Además, desde muy pequeños, acostumbra a llevarlos con una correa y una placa que los identifique. Esta placa también debe incluir tus datos de contacto para que, en caso de ser encontrado por un extraño, pueda regresártelo con facilidad.
  3. Asimismo, asegúrate de que la cadena esté en buen estado y que no se rompa al primer tirón que dé para atrapar una paloma u otro animal, o debido a cualquier otro estímulo, ya que así quedaría expuesto.
  4. Usa un GPS canino. Este dispositivo es una gran propuesta para evitar que tu amigo canino se pierda o para localizarlos rápidamente si lo han llegado a secuestrar. Su funcionamiento es muy sencillo. El GPS estará adherido al collar del animal y puedes sincronizarlo con tu smartphone.

¿Que necesitas para evitar que secuestren a tu perro?

Para asegurarte de que tu perro no sea secuestrado, deberás aprovechar las herramientas y los dispositivos electrónicos que, hoy día, están a tu disposición, como un microchip de localización, un GPS sincronizado con tu smartphone y una correa y un collar con su identificación.

Es cierto que a muchos perros no les gusta el uso de la correa y menos cuando salen al parque. Por lo general, quieren correr libres e interactuar con otros con libertad. Pero, si lo acostumbras a la correa desde que es un cachorro, estará mucho más cómodo a la hora de realizar su paseo y habrá menos riesgos de que rompa su correa como respuesta a algún estímulo.

Como puedes darte cuenta, son soluciones prácticas, sencillas y que están a tu alcance. Puedes decidir si implementas una de ellas o varias al mismo tiempo, a fin de reforzar la seguridad. Todo dependerá de tu criterio y de qué tan elevada sea la tasa de secuestros de animales que haya en la zona en donde vives.

Hay que tener en cuenta que el riesgo de secuestro animal no disminuye porque el perro esté en tu casa. Por eso, asegúrate que las puertas siempre estén bien cerradas con seguro, ya que existe la posibilidad que un intruso irrumpa en la casa, pero también, que tu perro se salga de ella.

Consejos para evitar que secuestren a tu perro

El parvovirus

  1. Es importante tener en cuenta la etapa de educación y de socialización del perro. Esta se encuentra comprendida entre las 3 y 12 semanas de vida y es, precisamente, en ese período en donde debes esforzarte porque tu perro conozca la zona en donde vives. Así, si llega a perderse, podrá volver a casa.
  2. Los perros son animales que utilizan el olfato para ubicarse en el entorno. Por eso, sácalo a pasear en las áreas cercanas a tu casa y tomen diferentes caminos de regreso para que pueda familiarizarse con las distintas opciones que tiene, a través de los olores.
  3. También haz que se relacione con tus vecinos o con las personas que frecuentan el lugar donde lo paseas, ya que, si llega a perderse u otra persona intenta llevárselo, podrán identificarlo de inmediato y dar aviso rápidamente.
  4. Acostumbra a tu perro a diferentes estímulos, como los ruidos, el entorno, la presencia de otros animales, etc. De esta manera, cuando sea adulto, será seguro de sí mismo y no se asustará con facilidad.
  5. Otra posibilidad que debes considerar es la esterilización, no solo por los beneficios que reporta para su salud, sino porque también estará más relajado y equilibrado cuando salgamos de paseo con ellos o cuando vayamos de regreso a casa.
  6. Ten en cuenta que el olor de las feromonas que producen las hembras, cuando están en celo, es muy atrayente para los machos. La tendencia a escaparse será mucho mayor, ya que buscará la manera de aparearse con la hembra, momento en el cual también estaría más vulnerable ante la presencia de secuestradores de perros.
  7. Asimismo, una hembra en celo, también tendrá mayor tendencia a escapar por el mismo motivo. Si bien es cierto que el tema de la esterilización es un asunto muy personal, evitará que tu mascota se escape para aparearse. También, que pueda ser atropellado o que se produzcan camadas no planificadas que luego sean abandonadas o que contribuyan a la superpoblación de perros en la zona.
  8. Aunque todas estas medidas son prácticas y de mucha utilidad, a la hora de evitar que secuestren a tu perro, la mejor manera de evitarlo es, y siempre será, la prevención. Mantente siempre atento a tu mascota, tanto sí está en tu casa, para evitar que se salga en un descuido, como cuando estás con él de paseo por las calles o en el parque.
  9. No le quites los ojos de encima. Así, estarás al tanto de todo aquel que se le acerque. Enséñale a obedecer algunas instrucciones básicas, como “Ven” y “Quieto”. De esta manera, lo protegerás de peligros inminentes.
  10. Finalmente, no subestimes el poder del amor. Esfuérzate por crear un vínculo afectivo con tu perro que sea lo suficientemente fuerte como para que se resista a irse con un extraño. Para ello, acarícialo y juega con él constantemente. Comparte con él la mayor cantidad de tiempo que te sea posible para que vuelva a ti siempre, una vez que lo sueltes.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.