Cómo limpiar pisos de porcelanato

Tener una casa es el sueño de muchos. De hecho, es el motivo por el cual trabajan toda la vida, ya que esperan tener un espacio digno que les proporcione comodidad, protección y estabilidad.

Además, si llegan a tener familia, esperan poder conformar un patrimonio que puedan heredar a sus hijos para ellos puedan gozar de los mismos beneficios que ellos algún día también tuvieron.

Una casa puede ser modesta u ostentosa, dependiendo de cuál sea el capital que inviertas para la realización del proyecto. En algunos países, construir una vivienda puede ser una labor cuesta arriba, ya que la economía no permite ahorrar lo suficiente como comprar materiales de calidad o como para admitir salirse del presupuesto establecido.

Por supuesto, existen materiales de construcción que son más costosos que otros. Todo esto tiene que ver con la relación de calidad-precio. Si el material es de calidad alta, entonces, como es de esperarse, su valor será elevado.

Lo contrario también es cierto. Si consigues materiales de construcción muy económicos, es probable que sean de mala calidad y que, por lo tanto, en poco tiempo debas hacerles mantenimiento a ciertas áreas.

Sin embargo, no solo se trata de tener un lugar dónde vivir. Para que dure más tiempo en buen estado, es necesario regirse por una rutina de limpieza y de mantenimiento. Esto le dará un aspecto agradable y evitará que tú y tu familia lleguen a tener problemas de salud.

Ahora bien, si hiciste el sacrificio de colocar en tu casa pisos de porcelanato, de seguro querrás que se mantengan siempre en buen estado. Como es natural, existen diferentes productos de limpieza que te ayudarán a alcanzar tu objetivo, pero también existen otros más abrasivos que pudieran llegar a dañarlo en poco tiempo. Por eso, ¿cómo limpiar pisos de porcelanato?

Instrucciones para limpiar pisos de porcelanato

Pese a que en algunos países el porcelanato tiene un valor elevado, es uno de los materiales de construcción de hogares más solicitados. Esto se debe a que es muy resistente, se limpia con mucha facilidad y le da un toque de elegancia y modernidad a la propiedad, ya que cuenta con un brillo natural.

Si bien es cierto que suelen ensuciarse rápidamente, también es cierto que su sistema de mantenimiento es muy sencillo. Si cuentas con este tipo de material en algún espacio de tu casa, como la sala de baño o la cocina, de seguro querrás aprender a cuidar de él de la mejor manera. Pero, ¿cómo puedes hacerlo?

Si tu piso es de porcelanato rústico o mate, este es el procedimiento que debes asegurarte de seguir al pie de la letra:

  1. Escoba y recogedor: a pesar de que este es el método de limpieza más tradicional, no puedo asegurarte de que sea también el más efectivo en todos los casos. Con la escoba podrás recoger los restos más visibles. Sin embargo, el polvo o el pelo de animal, puede que se escapen por el piso muy fácilmente.
  2. La mopa: te servirá para solucionar el problema de los restos de suciedad que sean poco visibles, ya que estos quedarán atrapados en la mopa.
  3. El aspirador: como su nombre así lo indica, se encarga de aspirar la suciedad, lo que lo convierte en el instrumento de limpieza ideal para quienes sufren de alergias.

¿Que necesitas para limpiar pisos de porcelanato?

Existen ciertos productos o remedios caseros ideales para la limpieza de los pisos de porcelanato, algunos de ellos son:

  • Agua tibia y un producto suave: lo mejor para la limpieza del porcelanato es la mezcla de agua tibia con algún producto de limpieza que sea suave, como el jabón neutro. No utilices productos de limpieza que sean abrasivos, pues terminarán afectando la calidad y el brillo de tus baldosas. Friega el piso y permite que seque. Gracias a su rápida capacidad de absorción, quedará reluciente en un par de minutos.
  • Agua tibia y vinagre: aunque te parezca imposible, el vinagre es un excelente aliado a la hora de limpiar tus pisos de porcelanato, ya que cuenta con excelentes propiedades desinfectantes. Por otra parte, elimina los malos olores del hogar, lo que es ideal en el caso de que tengas mascotas dentro de tu casa.

Por supuesto, a la hora de usarlo para la limpieza, no debes aplicarlo puro. Lo más recomendable es que lo diluyas en un poco de agua porque, de lo contrario, el suelo comenzará a tornarse opaco, en vista de la acidez natural del vinagre.

A fin de obtener excelentes resultados, prepara una mezcla de ¾ partes de agua y ¼ de vinagre. De esta manera, tus pisos quedarán como nuevos y totalmente desinfectados.

Consejos para limpiar pisos de porcelanato

  1. Por lo general, este tipo de recubrimiento no requiere de un sistema de mantenimiento muy elaborado. Sin embargo, sí es recomendable que realices una buena rutina de limpieza diaria para que luzca impecable y se conserve en buenas condiciones por mucho más tiempo.
  2. Esta rutina de limpieza diaria debes realizarla con productos que no contengan bases que sean grasosas o jabonosas, ya que, aunque sí cumpliría la función de limpiarlos, es muy probable que los deje manchados y opacos.
  3. Entre los productos muy abrasivos que debes evitar están aquellos que están compuestos por ácidos muy fuertes, como el sulfúrico y el clorhídrico o alguno de sus derivados.
  4. Con relación al mantenimiento periódico, debes realizarlo al menos una vez al mes. La manera correcta de hacerlo es utilizando una escoba de cerdas suaves. También puedes aspirar todo el polvo y los desperdicios que queden sobre la superficie.
  5. Con la ayuda del trapeador, aplica la disolución del limpiador que sea adecuado para el piso y permite que actúe por tan solo un par de minutos. Procura que este tiempo no exceda los 5 minutos, ya que podría ocasionarle daños al piso.
  6. Es importante que tengas en cuenta que la rutina de limpieza varía dependiendo de las características físicas de tu piso de porcelanato. Por ejemplo, en caso de que sea rústico, es decir, sin pulir, utiliza una esponja de nylon o un cepillo de cerdas suaves para frotar el limpiador.
  7. Si tu piso es brilloso o pulido, como es de esperarse, es mucho más delicado. Por eso, en este caso, la recomendación es que utilices una mopa suave, como la que se utiliza para limpiar los pisos de los supermercados. Pero también puedes valerte de un paño no abrasivo.
  8. Si tu piso de porcelanato tiene cierta textura, puesto que el polvo se acumula en el patrón de textura, lo mejor que puedes hacer es barrer en diferentes direcciones con el fin de eliminar toda la suciedad.
  9. Tal como ya te lo he indicado anteriormente, utiliza agua caliente y jabón neutro para limpiar los pisos. Asimismo, para fregarlo, usa un cepillo, en este caso, de cerdas duras y seca, con cuidado, con la ayuda de un paño suave.
  10. Por último, elimina todos los residuos de detergente, que hayan podido quedar y permite que se seque lo suficiente.
  11. Mantener una buena rutina de limpieza te permitirá lucir pisos inmaculados. Pero también les permitirá conservarse en buen estado por mucho más tiempo, que es la finalidad. De lo contrario, en poco tiempo tendrás que someterlo a algún tratamiento especial para eliminar las manchas que pudieran aparecerle o para devolverles su brillo natural.
  12. En caso de que tengas las posibilidades económicas para ello, cada año, contrata un equipo especializado en la limpieza y el mantenimiento de pisos de materiales delicados, como el porcelanato. Esto garantizará que conserve su brillo natural por mucho más tiempo. Además, hará que la rutina de limpieza sea mucho más sencilla y más fácil de realizar.

No lo olvides, tener una casa no solo implica invertir esfuerzo para comprarla o construirla, sino que también requiere de ciertos cuidados básicos para que permanezca siempre en buen estado. Recuerda: lo que se cuida, dura. Por eso, cuida tus pisos de porcelanato con una rutina de limpieza correcta.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.