Cómo aumentar la potencia de un motor

Para lograr que nuestro vehículo funcione de la mejor manera posible es necesario llevar a cabo un mantenimiento adecuado del mismo, además de tener algunos conocimientos básicos sobre cómo cuidar el coche en invierno o cómo evitar averías en el vehículo.

Es importante, entre todos los elementos del coche, tener especial atención sobre el motor, en el que muchos entusiastas de este mundo ponen sus miras para tratar de saber cómo aumentar la potencia de un motor, así como para optimizar el consumo de combustible.

Antes de explicarte cómo hacerlo, debes tener claro que el motor es el corazón del vehículo, por lo que hay que tener mucho cuidado con él puesto que es necesario para que el vehículo se pueda llegar a mover y funcionar.

Consejos para aumentar la potencia del motor

Existen diferentes consejos y trucos a los cuáles puedes recurrir en el caso de que te interese saber cómo aumentar la potencia de un motor. Algunos de ellos podrán ser llevados a cabo por ti mismo, mientras que para otros será necesario recurrir a los servicios de expertos que no pongan en riesgo el bloque principal del vehículo.

Aligera el peso del vehículo

Teniendo en cuenta la física, se puede mejorar y aligerar el peso del vehículo con la distribución del peso para incrementar la potencia del vehículo. Por ello es clave sustituir aquellas piezas del vehículo que tienen un peso mayor por otras que estén fabricadas con materiales más ligeras y aerodinámicos.

Por ejemplo, se pueden quitar los asientos traseros si no son necesarios, además de poder cambiar diferentes componentes pesados por otros más ligeros. Además, es posible cambiar determinadas partes de la carrocería por otras que estén fabricados en fibra de carbono.

Mejora del sistema de escape

La velocidad con la cual un vehículo expulsa los gases es importante para poder disfrutar de un gran rendimiento. De esta manera, otra acción para incrementar la potencia del vehículo diésel, será aumentar el diámetro del escape. Así se logrará un flujo de aire mayor, una tarea que es recomendable que sea llevada a cabo por parte de profesionales.

Reprogramación de la unidad de control

Si quieres saber cómo aumentar la potencia de un motor, otra de las opciones que existen es la de reprogramar la unidad de control (ECU), que es la encargada de administrar la proporción de aire y combustible.

La reprogramación permite darle una potencia mayor, e incluso se puede llegar a instalar un nuevo programa que ofrezca un mayor control sobre el consumo.

Instalación de una entrada de aire frío

La temperatura del aire influye de manera directa sobre el rendimiento del vehículo, siendo clave evitar el sobrecalentamiento del motor. Esto puede tener graves consecuencias sobre el motor. El coche regula la temperatura del aire entrante al motor, de forma que se suministra aire frío cuando el motor se encuentra caliente, y al revés.

Con este sistema de entrada de aire frío se le proporcionará un mayor flujo de aire frío al motor, con lo que se consigue mayor eficacia y rendimiento.

Instalación de un turbo cargador

El último de los trucos a tener en cuenta en el caso de saber cómo aumentar la potencia de un motor, es la instalación de un turbo, con el cuál se logrará que se llegue a presurizar la entrada de aire sobre el nivel atmosférico habitual para que pueda entrar al motor mayor cantidad de aire.

Gracias a esta acción se puede lograr entre un 30 y un 50% más de rendimiento. Sin embargo, esta modificación supondrá una importante inversión.

Modificaciones para incrementar la potencia del motor

En los coches gasolina o diésel, existen diferentes modificaciones que se pueden llevar a cabo con el objetivo de disfrutar de una mayor potencia del motor, siendo algunas de ellas las siguientes:

Combustible

La instalación de una bomba de combustible de mayor potencia permitirá que entre una cantidad superior de combustible en el motor y se ofrezca un mayor rendimiento.

Filtración de aire

Las partículas de suciedad en la cámara de combustión puede provocar grandes daños. Para ello se usan filtros de aire que permiten atrapar estas partículas, existiendo filtros de aire de alto rendimiento que ayudan a tener más potencia en el motor.

Inducción forzada

La instalación de un turbocompresor es una manera fiable de aumentar la potencia del motor, ofreciendo aire extra al motor, que cuando se mezcla con más combustible, se consigue una mayor cantidad de potencia.

Cuántas más revoluciones por minuto haya, más aire atraerá el sobre-alimentador, incrementando la potencia de salida del motor.

Enfriadores de carga y enfriadores interiores

La instalación de un refrigerador intermedio en un vehículo turboalimentado se trata de una modificación que ofrece una combustión más eficiente, lo que ayuda a producir menos energía.

El enfriador interior (Intercooler) consiste en un elemento por el que pasa el aire recién comprimido para reducir su temperatura antes de llegar a la cámara de combustión.

Reprogramaciones de software

Si se hacen reprogramaciones de software relativas a las revoluciones por minuto (RPM) o la medida de aire en relación al combustible, podrá aprovecharse una potencia extra.

El software puede cargarse de manera sencilla, siendo aconsejable para ello recurrir a los servicios de un profesional para poder disfrutar de una mayor potencia en el motor.

Tubo de escape de alto rendimiento

La actualización del tubo de escape también es clave, ya que de esta manera se conseguirá una mayor cantidad de aire y combustible en el motor, lo que es clave para poder disfrutar de más potencia.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.