Cómo hacer una fiesta del pijama

A la hora de celebrar una fiesta para adultos, organizar una fiesta de fin de año o preparar una fiesta para adolescentes nos encontramos con una gran cantidad de posibilidades para cada una de ellas. En gran parte, todas ellas guardan ciertas similitudes con respecto a lo que se puede o no hacer en ellas, si bien en este caso vamos a hablar de un tipo de fiesta que es más personal e íntima, ya que vamos a decirte cómo hacer una fiesta del pijama.

Las fiestas del pijama son planes con amigos en los que se pueden llegar a crear recuerdos inolvidables para toda la vida, y que se celebran principalmente durante la niñez y la adolescencia.

En ellas los invitados se reúnen en su propia cada, siendo un gran momento para compartir momentos y hablar, pudiendo ser un excelente momento para relacionarse y desplegar toda la creatividad e imaginación para pasar un gran momento en compañía de amigos.

Consejos para hacer una fiesta de pijamas

Para hacer una fiesta de pijamas hay diferentes aspectos que deben tenerse en cuenta, tanto relativos a la ambientación como a las diferentes actividades que se pueden realizar en ellas. Por ello, te traemos diferentes consejos para que sepas cómo hacer una fiesta del pijama:

Decoración

Uno de los primeros puntos a tener en cuenta para este tipo de fiesta es la ambientación. Para ello es recomendable que decores tu habitación de forma festiva, para que así los invitados tengan a su disposición todos los ingredientes para pasar una gran noche.

Las almohadas, colchas, cojines, peluches, cortinas…, son elementos que son clave para decorar la habitación, pudiendo incluso improvisar tiendas de acampar sobre un suelo acolchado para poder hacer que sea un lugar único y cómodo para una noche larga llena de diversión.

Secretos y sentimientos

En una fiesta de pijamas es un gran momento para hablar con las amigas de  secretos y confesar sentimientos. Habitualmente este tipo de fiestas durante la adolescencia son un lugar en el que se puede hablar de las personas que les gustan, de las parejas, e tcétera.

Además, pueden ser un gran momento para darse consejos las unas a las otras y superar problemas e inquietudes. Es una gran forma de poder conectar con vuestras amistades.

Rutinas de belleza

Algunas de las actividades más populares en las fiestas de pijama, en el caso de las mujeres, es llevar a cabo diferentes rutinas de belleza. De esta manera, es posible pintarse las uñas, pudiendo jugar a pintárselas las unas a las otras al mismo tiempo que se puede conseguir un look nuevo para ellas.

También se acostumbran a aplicar mascarillas en la cara, las cuáles ayudan a hidratar y suavizar la piel rápidamente. Otra opción es la de probar cambios de look para el pelo, pudiendo probar diferentes peinados, estilos e incluso tintes, pudiendo ser una actividad que deje grandes momentos al poder inmortalizar esos looks.

Jugar a videojuegos y ver la televisión

Si dispones de una consola de videojuegos puede ser una gran ocasión para que juguéis entre vosotras, siendo muy recomendables para ello los videojuegos para jugar en equipo, ya que ayudará a que haya ese picante de competitividad. Además, podréis hacer apuestas sobre el vencedor.

Una alternativa o complemento es la de ver la televisión. En este sentido las posibilidades son diversas, desde ver películas de terror hasta verlas de comedia o románticas. Solo tendrás que apagar las luces y disfrutar de una sesión de cine en tu propio hogar.

Si lo preferís podéis optar por un maratón de una serie que os guste y con la que podáis disfrutar mientras la comentáis capítulo tras capítulo, una buena manera de poder relacionarse al mismo que disfrutáis de contenidos.

Dulces y helados

A la hora de saber cómo hacer una fiesta del pijama no pueden faltar los dulces y la comida basura. Aunque siempre es recomendable mantener unos buenos hábitos alimenticios, esta fiesta es un gran momento para hacer una excepción y, por un día, disfrutar de chocolates, golosinas, helados…

Baile y karaoke

La música no puede faltar en ningún tipo de fiesta y tampoco en una fiesta del pijama. En la propia habitación podrás crear un karaoke en el que disfrutéis cantando y bailando, sin que os preocupe hacer el ridículo y solo centrándoos en pasarlo bien.

Pelea de almohadas

Una de las actividades clásicas de una fiesta del pijama es la pelea de almohadas. Solo tendréis que coger cada una una almohada y dedicaros a pegaros o lanzarlas las unas a las otras, siempre con cierto cuidado para evitar lesiones y haceros daño, pero pasando un buen rato.

Juegos de verdad o reto

Para finalizar, no se puede dejar de lado los juegos y preguntas de verdad o reto, que son perfectos para este tipo de fiestas. Con ellos se podrá ver el lado más sincero de tus amistades, pero también su lado más loco. Si no dicen la verdad, tendrán que someterse al reto que le propongáis.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.