Cómo conquistar a una mujer

El conquistar para algunos hombres es todo un arte. Muchos parecen que les sale de manera innata. Casi sin darse cuenta, tienen ese arte para la seducción y conquistan casi sin despeinarse.

Por el contrario, otros muchos, lo intentan y se las ven y se las desean para dar el paso de acercarse a una mujer y empezar a conquistarla. Tal vez, no es que no sepan conquistar. Porque al final ¿Cómo se hace?, ¿Hay algún truco infalible? Todas las mujeres son diferentes y los hombres también. Por tanto, lo que a una mujer le puede gustar y le atraerá, a otra, le puede causar rechazo. Y por eso, lo que puede salirte bien para ligar no siempre será lo correcto con todas.

Instrucciones para conquistar a una mujer

  1. Saber ligar para muchos hombres parece que les resulta innato. Llevan prácticamente la conquista como un arte. Pero no os dejéis engañar, no a todo el mundo se le da igual de bien.
  2. Hay que saber y asumir, que seguramente en algún momento de tu vida, a la hora de ligar, alguna mujer te dará calabazas. Porque esto es así… hay que asumirlo. Pero no debéis nunca, renunciar. Es decir, hay muchos hombres tímidos e introvertidos y un rechazo puede hacer que se encierre más en sí mismo y no querer volver a intentar conquistar a otra mujer.
  3. Olvidaros de pasar vergüenza. Lo que tal vez no os funcionó con una mujer, no es significativo para que otra si le haga gracia. Por tanto, la seguridad en uno mismo es muy importante.
  4. Ser algo tímido no es ningún problema, forma parte del carácter de la persona. Pero no os encerréis en vosotros mismos. Aparentad seguridad y aunque estéis nerviosos, pensad que forma siempre parte del ligoteo. Esa sensación de nerviosismo, las famosas mariposas en el estómago, el no saber qué decir, querer parecer perfecto, sudarte un poco las manos, palpitaciones, etc. A muchos y por supuesto, ¡a muchas, les pasa eso! Pero forma parte de la conquista.
  5. En el momento de la conquista hay que cerciorarse y tener muy presente que quieres conquistarla a ella. Es decir, no intentes llevar a cabo lo que crees que es típico. Ella es sólo ella. Por tanto, fíjate en cómo es y no intentes ser alguien que realmente no eres. Aunque tal vez no te des cuenta, si la cosa funciona, a las horas o días, se dará cuenta y seguramente, termine mal la cosa.
  6. Además, ten en cuenta el lugar. No es lo mismo que estéis en una discoteca, que un gimnasio, en un parque, en el trabajo, con amigos, etc.
  7. Algo que nunca falla estés donde estés: el contacto visual.
  8. Haz reír a tu conquista. Nada gusta más a una mujer (y a cualquier persona) que alguien con chispa. Que te haga gracia, que tenga conversaciones divertidas, que te haga reír… lo que se te ocurra. No hace falta que intentes hacer un maratón de chistes (que seguro que no funciona) porque ni sabes cómo es el humor que le gusta, ni sabes si le gustarán los chistes. Cuidado, porque son un arma de doble filo.
  9. Sé un buen conversador. Eso es infalible. No hay nada peor y ojo, no sólo lo decimos por ella sino también para ti, que los tiempos muertos. Esos minutos que parecen horas interminables donde no se habla y sólo falta la música de los pajaritos… si eso ocurre, algo está fallando. Habla de lo que sea, pero hazlo también con coherencia. Pregúntale por cosas de su vida, habla de las tuyas (pero tampoco la avasalles haciéndola un tercer grado o le cuentes tu vida). Hablar de cualquier tema le gusta a todo el mundo. No sólo de que lo que uno domine. Ya sea el tiempo, deportes, programas, películas, música, etc. Recuerda que lo poco gusta y lo mucho cansa.
  10. No olvides sonreír. La risa y ser espontáneo está muy bien, pero el poder de una sonrisa es infalible. Sonreír puede dar a entender más cosas de las que parece. Desde nerviosismo, pasando por un me gustas, la cosa funciona… para que no parezcas un chiflado o se crea que vas de payaso o te estás pasando, fíjate en sus reacciones. Si no la ves a ella sonreír, gira la cabeza o se evade un poco, frena. Cambia de táctica porque no le gusta.
  11. Respeta su espacio. No hay nada peor que una persona que se le ve que es una autentica lapa. Está muy bien querer conquistar, pasar rato con la mujer que a uno le gusta, pero invadir en exceso su espacio es la cosa más insoportable que puede pasar. Por eso, si se nota intimidada o invadida, te dará calabazas y se alejará. Deja como se suele decir, que corra el aire. Estate atento a los pequeños detalles que irán delatándola. Si ella quiere más y quiere estar más cerca, no te preocupes, ya se acercará ella. Si no, que no parezca que sólo bebes los vientos por ella. Un poco de interés está muy bien, pero todo el mundo tiene vida.
  12. No olvides que un no un día no tiene porque significar la derrota definitiva. Si un día no quiere o no puede quedar, no insistas. Ya quedareis otro día, en otro momento y/o en otro lugar. Cada uno de vosotros sois seres individuales y, por tanto, estar juntos está muy bien pero también tenéis vidas por separado: amigos, familia, compañeros, etc.
  13. No olvides ser como se dice tanto ahora, asertivo. Tener cierto atrevimiento, pero siempre con educación. Dar una de cal y otra de arena. Deja que ella también participe en ese juego tan bonito de la seducción. No lo hagas todo tu, es cosa de dos. Estate alerta de las señales que al principio son tan importantes. Porque puedes confundir el ser difícil, desconfiada o muy tímida con simplemente, el no querer saber nada de ti.
  14. Demuéstrale y hazle ver, que ella te gusta. Pero no se lo pongas en bandeja. Que se lo gane un poco. A las mujeres por regla general no hay nada que les resulte más atractivo, que un hombre un poco duro. Que muestre interés, pero que no pierda el juego y por seducirse mutuamente. Que te interese está muy bien, pero que tampoco parezca un mundo de yupi lleno de unicornios rosas. O sea, que luche ella también.

¿Que necesitas para conquistar a una mujer?

  • Una mujer a la que quieras conquistar.
  • Tener confianza en ti mismo.
  • Dejar fluir la situación. Ten buen sentido del humor, sé simpático, ten carisma….
  • No dejes de tener un contacto visual con la mujer.

Consejos para conquistar a una mujer

Es importante cuando se está ligando a una chica e intentando conquistarla, no perder de vista el mundo real. Ante todo, lo que hay que ser es ser sincero. Con la otra persona y también, contigo mismo. Intenta no ser quien no eres. No engañes y no te comportes como alguien que no eres, sólo por el hecho de parecer a ojos de la chica, lo que a ella le gusta. Si le gustas de verdad, como ella a ti, tendrá que aceptarte tal y como seas. No cómo intentes ser. Al final, si acabáis juntos, las mentiras saldrán a la luz y de nada habrá servido tanta conquista.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.