Tipos de orgasmos femeninos y cómo alcanzarlos

Después de explicarte cómo hacer el amor, cómo practicar sexo en el baño o cómo poner en práctica el sexo tántrico, es el momento de profundizar en los diferentes tipos de orgasmos femeninos y cómo alcanzarlos. De esta manera, si te has acostumbrado a llegar al orgasmo siempre de la misma forma, debes saber que estás perdiendo mucho placer, ya que los expertos recalcan que una mujer puede tener distintos tipos de orgasmos.

Antes de hablarte de cada uno de ellos, debes entender por orgasmo como la sensación que se produce cuando una persona llegar al máximo punto de placer. Cuando se alcanza, el cuerpo libera tensiones y los músculos se contraen de una forma rítmica. Antes y durante el orgasmo, la vagina se humedece y eyacula fluidos, además de haber un aumento de las contracciones en los músculos de la vagina y el ano. Dicho esto, te hablamos de cada tipo de orgasmo femenino y cómo llegar a él.

Orgasmo de pezones

Los pechos y los pezones son dos de las zonas más erógenas del cuerpo de la mujer, y es posible llegar a alcanzar el orgasmo con su estimulación. Además, tienen la ventaja de que son fáciles de estimular al estar repletos de terminaciones nerviosas.

Para alcanzarlo se puede acariciar, besar y/o chupar los pechos y los pezones hasta que se llegue al orgasmo. Además, la propia mujer puede estimularlo por ella misma, autoestimulándose con movimientos circulares. Aunque en un principio pueda parecer un tanto complicado, poco a poco se dominará.

Orgasmo vaginal

Apenas un 30% de las mujeres tiene en la actualidad orgasmos mediante la penetración, si bien el orgasmo vaginal puede llegar a provocar un gran placer. Para ello se debe estimular el conocido Punto G, que está formado por un tejido rugoso localizado en el primer tramo anterior de la vagina.

Estimular esta zona puede llegar a la mujer a disfrutar de una sensación tremendamente placentera, y para conseguirlo, durante el coito, la pareja debe tratar de rozar lo máximo posible con el mencionado punto. Si te cuesta llegar con la penetración con pene, puedes recurrir a algún vibrador que te ayude a conseguir este objetivo y lograr así este tipo de orgasmo femenino.

Orgasmo uterino

El orgasmo uterino es mucho menos conocido que el resto de los mencionados, si bien es muy placentero. Cuando una mujer se encuentra muy excitada, el útero se eleva, haciendo que quede accesible la parte posterior de la vagina. Si en ese momento la pareja se pega a la mujer, se puede llegar a tratar de buscar ese punto en el que se siente un máximo placer, y con un movimiento suave de ambos es posible estimularlo.

La postura ideal para poder alcanzarlo y disfrutar de todo el placer que puede dar es aquel en el que la mujer pueda tener el control del movimiento, como sucede en las posiciones en las que se encuentra encima del hombre. Para poder llegar al orgasmo uterino se necesita que ambos estéis muy excitados, por lo que habrá que optar por unos preliminares largos con la estimulación de las diferentes zonas erógenas.

Orgasmo clitoriano

El clítoris es el lugar de mayor placer de la mujer gracias a las ocho mil terminaciones nerviosas que posee en su parte externa. Es por ello por lo que es el gran protagonismo de la mayor parte de los orgasmos femeninos, pero estos podrán llegar a ser mucho más placenteros si no te limitas solo a estimular este punto, sino si también estimulas otros.

En cualquier caso, para alcanzar el orgasmo clitoriano, ya sea en solitario o en pareja, se recomienda optar por estimular otras partes del cuerpo y alrededor del clítoris antes de llegar a él. Hay mujeres a las que lesa cuesta llegar al orgasmo mediante la estimulación de este punto, y en esos casos puede ser recomendable optar por un succionador de clítoris, que es un juguete sexual que ayuda a la hora de alcanzar el clímax.

Orgasmo mixto

El denominado orgasmo mixto es otro de los tipos de orgasmos femeninos que debes conocer. En él se combinan los orgasmos clitorial y vaginal y para muchos es el más placentero de todos, ya que consigue unir el mayor número de terminaciones nerviosas.

Para poder alcanzarlo se recomienda que la mujer se siente a horcajadas sobre el hombre para controlar la penetración y mantener el dominio durante todo el tiempo, además de conseguir la estimulación del clítoris contra su cuerpo.  También se pueden usar juguetes sexuales para conseguir disfrutar con la estimulación vaginal de forma simultánea a la del clítoris.

Orgasmo múltiple

Para finalizar hay que hablar del orgasmo múltiple, que se refiere a cuando se producen orgasmos uno tras otro y no en diferentes momentos del acto sexual. Estos pueden ser de cualquiera de los tipos ya mencionados y para conseguirlos se debe ser estimulada nuevamente después del final del anterior.

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.