Tipos de fluidos de vulva y su significado

Después de hablarte de las mejores técnicas de masturbación de la vulva, de cómo estimular el clítoris o de cómo estrechar la vagina para aumentar el placer al mantener relaciones sexuales, llega el momento de profundizar más en esta parte de los genitales femeninos para que conozcas los tipos de fluidos de vulva y su significado.

Es habitual cometer el error de pensar que el fluido vaginal es siempre el mismo, ya que la realidad es que pueden ser variados. Los fluidos de las personas con vulva son de gran ayuda, ya que ayudarán a que todo fluya bien en las relaciones sexuales. Sin embargo, no todos son iguales, ya que pueden variar según su procedencia, lo que los ocasiona, la consistencia. Saber cuáles son y cómo identificarlos puede ser muy interesante para conocer información tanto acerca de nuestro organismo como del propio estado de salud. Dicho esto, te hablamos de todos y cada uno de ellos.

Tipos de fluidos de vulva

Para conocer cuáles son los tipos de fluidos de vulva y su significado, tenemos que analizar cada uno de ellos de forma individual, siendo los siguientes:

Lubricación

La lubricación vaginal tiene lugar durante la excitación y tiene lugar por un proceso que recibe el nombre de trasudación. Esto ocasiona que las paredes de la vagina se llenen de sangre y el plasma sanguíneo traspasa las paredes, produciendo su lubricación. Esto es lo que conocemos como «estar mojad@», ya que funciona como si se tratase de un lubricante.

El suelo pélvico es muy importante en el proceso de lubricación vaginal, por lo que una persona con unos músculos sanos, tonificados y flexibles podrán disfrutar de una mejor lubricación. Asimismo, además de la propia lubricación vaginal, puede haber la lubricación de la vulva, que se origina por las glándulas de Bartolino, encargadas de lubricar la entrada vaginal para que se pueda deslizar con mayor facilidad y suponga más placer en el acto sexual.

Hidratación vaginal

Este fluido se encuentra compuesto por moco cervical presente en la zona genital y flujo vaginal, con independencia de la excitación. Tiene su origen en el cérvix y puede variar según la fase de ciclo hormonal, y las personas que están en menopausia es común que sientan sequedad. La función de este fluido es la de limpiar, humidificar la vagina y protegerla frente a infecciones.

Un dato a tener en cuenta es que los cambios en el flujo puede hablar del estado de salud, de acuerdo a lo siguiente:

  • Rojo sangre o marrón: es habitual cuando se tiene la menstruación.
  • Rosado: pueden ser primeras señales de menstruación, pero también de alguna enfermedad. Hay quienes pueden ver este color tras la penetración.
  • Crema o blanco lechoso: pueden ser colores frecuentes y normales siempre y cuando no vayan acompañadas de texturas u olores extraños.
  • Amarillo o verde: estos colores pueden advertir de una infección, aunque también pueden estar relacionadas con la alimentación.
  • Gris: podría suponer que puedan tener alguna bacteria indeseada, consulta con una especialista de la ginecología.
  • Transparente: Es habitual que el flujo vaginal sea transparente o ligeramente blanquecino, lo que significa que todo está correcto.

Squirting

El squirting es la expulsión involuntaria de un líquido que es inodoro y más o menos transparente. En este caso se trata de un fluido que sale de la uretra durante la estimulación sexual del clítoris, de la vagina o y de ambos al mismo tiempo. También puede venir dado por el empleo de juguetes como el succionador de clítoris.

Se trata de un líquido que tiene una composición química similar a la orina, puesto que comparte con esta algunas de sus sustancias como el ácido úrico, la urea o la creatinina, y es habitual que se expulsen entre 15 y 110 ml. Esta es una cantidad muy superior a la de la eyaculación, que en su caso se sitúa entre los 1 y 5ml, si bien todo dependerá de cada persona y de la situación que le lleve a ello.

Eyaculación vaginal

La eyaculación vaginal es, en muchas ocasiones, confundida con el propio squirting. La gran diferencia que existe entre ambas es que tienen distinto origen y tienen una composición diferente. En el caso de la eyaculación femenina nos encontramos con que la cantidad que se segrega es muy inferior y tiene una consistencia espesa y de color blanquecino.

Además, en lo que respecta a su origen mientras que el squirt proviene de la vejiga urinaria, la eyaculación vaginal proviene de las glándulas parauretrales o de Skene.

Incontinencia coital

La incontinencia coital, por su parte, es la pérdida involuntaria de orina que tiene lugar mientras se practican relaciones sexuales, y que es frecuente que tenga lugar mientras se realiza la penetración, por la presión ejercida sobre la vejiga, o mientras tiene lugar el orgasmo, que viene dado porque los músculos de la vejiga se contraen de forma involuntaria.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.