Cosas interesantes sobre la leche cortada

La leche cortada. A todos nos dan un ataque de grima cuando vamos a agarrar nuestro vaso de leche y vemos que tiene una consistencia para nada parecida a la leche de toda la vida la cual compramos en supermercados. Probablemente su olor cambie pero su apariencia claramente cambia. No radicalmente, si no de que vemos como hay vario grumos flotando en la superficie del líquido y el resto al final del vaso o en medio de vaso. También puede cambiar su sabor, haciéndote querer tirar la leche para así comprar una nueva y mejor a la que tenías anteriormente la cual se cortó.

Vemos cuando un producto se empieza a ver o tiene un gusto completamente extraño a como estamos acostumbrados, automáticamente la persona puede declarar o pensar de que está echada a perder. A esto aplica cuando la leche se corta. Lo cual, es completamente erróneo de que debas de tirar la leche cortada, si supieras de que este producto cortado se utiliza en varias creaciones de la cual al consumirla nos parece una delicia. La leche no está podrida, solo está incompleta. Y es por esto que en este artículo te explicare varias cosas sobre la leche cortada.

Pero antes de que comience, te invitamos a que leas de este artículo que tiene cierta relación con lo que estas a punto de leer ahora mismo «Beneficios de la leche de vaca para la salud»

leche

¿Por qué se corta?

Es simple, el ácido. La leche al estar en contacto con un compuesto acido como el limón, puede empezar a cortar. Gracias a que el ácido va a separar el contenido proteico y el suero. Es por esto de que si quieres hacer leche cortada, debes de añadir vinagre o jugo de limón a un vaso de leche para que ocurra la magia.

También puede ser por varios factores, el anterior que mencione es por elección, de que si vas a necesitar la leche cortada para una receta o algo. Ahora vamos a la parte cuando no queremos que nuestra leche se corte.

  • No la dejes en la puerta de tu refrigerador: Como el uso de este electrodoméstico es constante, guardar la leche en la parte de la puerta no es una buena idea. Ya que con el estar abriendo y cerrando la puerta, el cambio de temperatura puede llegar a afectar el estado de la leche.
  • Cierra bien el envase: Este líquido es algo sensible, si la dejamos destapada en la nevera, puede que los sabores u olores de la comida que tienes guardada en la nevera hagan que tu leche se corte.
  • Agítala antes de usar: Si llevas sus pequeños días sin usar la leche, pues antes de abrirla y servirte, primero agítala. Para que así todos los componentes se unan, que en este caso estoy hablando de la leche y la grasa.
  • Ve bien su fecha de caducidad: Cuando pasa la fecha de caducidad, lentamente los componentes que contiene el producto se comienzan a descomponer. Con esto, el sabor, apariencia y olor de la leche cambia poco a poco. Puede de que primero se corte para que después continúe su proceso de echarse a perder.

¿Es bueno consumirla?

Depende, si vas a tomar leche cortada de la cual, tú mismo hicieses que se cortara gracias a que añadiste jugo de limón o vinagre. Entonces está bien, puedes consumirla sin ningún problema. En cambio, si lo haces cuando la leche se cortó y tú no hiciste nada para que ese producto se cortara. Debes de tener cuidado, porque puede que un componente de la leche se echara a perder, y por ende los demás compuestos son los siguientes en sufrir lo mismo, o ya lo están sufriendo.

cortada

¿Cómo saber si se corta?

  • Su olor: antes de utilizar un producto, no viene mal que antes de consumirlo o servirte, el verificar su olor.
  • Consistencia: La leche es líquida, y cuando se corta podremos notar de que su consistencia cambio, para esto sirve en un vaso cualquiera (que sea de vidrio). Y analizas un poco si su consistencia sigue siendo buena.
  • Verifica su tiempo de caducidad: Si almacenas bien la leche, cuando llegue el día de caducidad que viene en su envase. Podrás tener 7 días extra para poder acabarla de usar. Si no tuvo un buen almacenamiento en aquellos días antes de su caducidad. Pues no esperes mucho, y deséchala cuando llegue su día.
  • Caliéntala en el microondas: Sirves un poco de leche en un vaso pequeño y lo pones en el microondas por 30 segundos o 1 minuto. Al pasar ese tiempo, lo sacas y la revuelves, si esta liquida significa que no se cortó la leche. Pero si no está líquida, significa que la leche ya está cortada. (Es normal de que se forme una pequeña capa fina al calentar la leche. Eso no significa que ya se cortó, solo lo sabrás cuando revuelvas la leche.

Si te gusto el leer de este artículo, te invitamos a que leas de este otro que tiene cierta relación con lo que acabas de terminar de leer ahora mismo «¿Por qué es bueno tomar leche de vaca para tu salud?«

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.