Cómo hacer una batería musical casera

Las manualidades se pueden utilizar con fines muy diversos, desde hacer objetos de decoración como accesorios de bisutería, juguetes, instrumentos musicales. En esta ocasión te vamos a explicar cómo hacer una batería musical casera, una manualidad perfecta tanto para niños como para no tan niños y una forma de poder empezar a desarrollar un talento musical sin necesidad de hacer un gran desembolso económico. De esta forma podrás crearla con tan solo material reciclado.

Materiales para poder crear una batería casera

Si quieres saber cómo hacer una batería musical casera debes empezar por reunir los materiales necesario para ello. A la hora de optar por esta manualidad debes tener en cuenta que no es lo mismo golpear un pedazo de madera que hacer lo propio sobre un bote de leche; y esto es porque los diferentes elementos golpeados dependen de la profundidad, de si son huecos por dentro y las vibraciones que generan.

Una vez que tengas claro este principio, que regirá en todo momento a la hora de crear una batería casería, deberás optar por utilizar toda tu creatividad e imaginación. Para hacer tu creación podrás buscar por tu hogar materiales u objetos que tengan profundidad, que sean huecos y así podrás utilizarlos para tu batería casera.

En todo caso, hay una serie de materiales a los cuales se recurre con mayor frecuencia a la hora de realizar este tipo de manualidades, como son:

Cartón

Es posible construir una batería a base de cartón. Este material es muy fácil de encontrar y con paciencia y cinta adhesiva podrás crear los diferentes elementos de tu batería. También podrás optar por cajas de cartón si lo prefieres.

En cualquier caso, debes tener en cuenta que con las piezas de cartón podrás ir haciéndolas de diferentes tamaños y con diferentes profundidades, pudiendo así crear una completa batería que puede llegar a sonar bien.

Cinta adhesiva

Para proceder a construir los parches de la batería es necesario hacer uso de cinta adhesiva. Ten cuidado con usarla bien, ya que si sus elementos no se encuentran bien reforzados, podrían llegar a romperse con cierta facilidad.

Latas

Las latas son un artículo perfecto para poder conseguir sonidos metálicos y agudos en tu batería. Se recomienda especialmente para la caja, ya que tiene un sonido agudo, pero no para el bombo o los tom toms.

Botes de leche o pintura

Los botes de leche son perfecto para poder realizar la imitación del sonido de un tom tom o un bombo. Si tienes alguno en tu hogar podrás aprovecharlo para hacer la creación de tu batería casera.

Cacerolas y tapas

Las cacerolas que ya no usas para cocinar o que tienes en deshuso pueden ser un elemento perfecto para tu batería. Al contar con profundidad, son capaces de generar ruidos similares a las baterías, mientras que puedes usar las tapas como platillas. Por supuesto, no las uses si son de vidrio.

Bidones

Otro de los elementos que puedes usar para la creación de tu batería casera son los bidones, que pueden ser de combustible o de cualquier otro producto. Estos deben estar vacíos y fijados para evitar que se muevan al golpearlos con la batería.

Botellas con arena

Si buscas dotar a tu batería de sonidos más tropicales, puedes llenar botellas con arena, o en su defecto con legumbres, para que así se pueda imitar el sonido de unas maracas.

Elementos que necesitas para hacer una batería casera

Si quieres saber cómo hacer una batería musical casera deberás tener en cuenta los diferentes elementos que conforman una batería y el tipo de sonido que emiten, como son los siguientes:

Caja

La caja es una parte de la batería que se sitúa entre las piernas del baterista y que se caracteriza por tener un sonido agudo. Es uno de los componentes más importantes, por lo que es importante hacer una buena elección. Para ello utiliza una lata o bote de leche que tenga poca profundidad.

Tom Toms

Estas son partes que proporcionan variedad a la batería. Ofrecen sonidos de graves a agudos y se encuentran arriba de la caja. Para crearlos puedes construir cilindros de cartón, así como botes de leche o latas con diferentes diámetros y profundidades; y ordénalos de izquierda a derecho, con los más pequeños y menos profundos situados al lado izquierdo.

Bombo

Esta es la parte de la batería que ofrece un sonido más grave y es golpeado con el pie. Para ello debes utilizar el bote de leche más grande que puedas encontrar, o bien cajas de cartón o madera que no utilices.

Cuando ya lo hayas encontrado tendrás que crear el pedal del bombo. Esta parte del instrumento es la más complicada de construir, pero puedes hacerlo por una maza y una plataforma para tu pie. Así, cada vez que presionar tu pie contra la plataforma se gira la maza para golpear el pedal.

Platillos

Los platillos o platos de la batería están fabricados de metal y tienen forma circular. Para imitarlos puedes optar por tapas de cacerola o latas. Cuando las consigas podrás usar un soporte vertical de madera o metal.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.