Cómo masturbar a un hombre con los pechos

A la hora de mantener relaciones sexuales nunca está de más tener ciertos conocimientos, como la forma en la que se puede estimular el punto U de una mujer, cómo excitarlas sin penetrarlas o cómo estimular sus pezones. Sin embargo, en este caso vamos a hablar de cómo satisfacer a un hombre con una «cubana», o lo que es lo mismo, cómo masturbar a un hombre con los pechos.

La masturbación del pene hecha con los pechos de la chica es una de las técnicas favoritas por los hombres puesto que se les consigue estimular sexualmente con el movimiento de masturbación; y porque tiene lugar con una de las partes favoritas de muchos de ellos, los pechos.

Consejos para masturbar a un hombre con los pechos

Para realizar una cubana a un hombre es importante que se busquen posturas en las que ambos os encontréis cómodos. Hay que asegurarse en este caso que la altura de las posiciones de los dos son las apropiadas, adaptándose para así poder disfrutar de una experiencia placentera.

Para elevar la altura se puede hacer uso de una almohada por debajo de las rodillas o bajo las nalgas del hombre. Si la cama es baja, la mujer se puede sentar en vez de arrodillarse.

Es recomendable tener cerca un bote de lubricante por si fuese necesario hacer uso del mismo para facilitar el movimiento.

Posturas para hacer una cubana

A la hora de pensar en posturas para hacer una cubana hay dos opciones que debes tener en cuenta:

Postura de rodillas

Una de las mejores posturas para hacer una masturbación de los hombres con los pechos es con el hombre tumbado o sentado y la mujer de rodillas. El hombre se tendrá que acostar con la mitad superior del torso en la cama, colocando las nalgas al borde de la misma. Las rodillas tendrán que estar dobladas en un ángulo recto aproximadamente, con las piernas abiertas y los pies apoyados en el suelo.

La mujer se arrodillara, se sentará y pondrá en cuclillas, rodeando el pene con los pechos y comienza el movimiento.

Con la mujer tumbada en la cama

Otra postura es con la mujer recostada en una cama, pudiendo usar una almohada para más maniobrabilidad. El hombre, en este caso se arrodillará sobre la cama y extenderá a ambos lados de su pecho.

Mientras la mujer sostiene sus pechos juntos, el hombre empuja su pene por medio de ellos; y cuenta con la opción de apoyar las manos sobre los hombros de ella o algún elemento cercano.

Trucos para masturbar a un hombre con los pechos

Además de tener en cuenta todo lo anterior, es el momento de explicarte algunos trucos por si quieres saber cómo masturbar a un hombre con los pechos. Si quieres que la experiencia se todo un éxito y que tu pareja pueda disfrutar al máximo del encuentro sexual, estos consejos y trucos debes tenerlos muy presentes:

  • Debes comenzar con una masturbación normal. Para excitar al hombre no habrá nada mejor como comenzando dándole placer con una masturbación con las manos o la boca. Posteriormente puedes empezar a rozarle con tus pechos para que se pueda excitar al máximo.
  • Lubricante en el canalillo. Para que pueda disfrutar aún más de la cubana, no hay nada mejor como echar un poco de lubricante en el canalillo. De esta manera el pene se moverá de una manera más sencilla y la pareja disfrutará aún más de la experiencia sexual.
  • Aprieta tus pechos. Si te los coges y los aprietas para que estén más juntos y haya menos estrechez entre ellos conseguirás que el hombre lo sienta más y pueda disfrutar de un mayor placer.
  • Utiliza tu lengua. Además de los pechos, debes tener en cuenta que tienes la posibilidad de jugar aún más con el hombre y su pene. Cuando el prepucio se acerque a la zona superior de los senos se puede jugar con la boca y lengua para así acariciar su pene, una sensación que a buen seguro le encantará.

Rienda suelta a la imaginación

De esta manera, ya sabes cómo masturbar a un hombre con los pechos, una sensación que a muchos de ellos les gusta, tanto por la propia sensación en sí misma como por lo que supone ser masturbado con una de las partes preferidas de muchos hombres en el cuerpo de la mujer.

Hay que tener en cuenta que como ocurre en otros aspectos del sexo, es recomendable que no te ciñas tan solo a estas instrucciones. De esta manera cuando te encuentras manteniendo relaciones sexuales debes dar rienda suelta a tu imaginación y creatividad. De esta manera, podrás hacer que la situación sea mucho más placentera tanto para uno como para el otro, dejándoos llevar para así disfrutar de un encuentro íntimo plenamente satisfactorio.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.