Las mejores posturas para llegar al orgasmo

Después de darte tips para potenciar el orgasmo masculino, para tener un trigasmo o para saber cómo practicar sexo tántrico, ha llegado la hora de hablar de un tema que importa a muchas parejas y que consiste en conocer las mejores posturas para llegar al orgasmo.

Tener un orgasmo que hacen que la experiencia sea de lo más placentera, no todo es tan sencillo como pueda parecer. Para muchas personas el sexo con penetración puede no llegar a ser suficiente para llegar a alcanzar el clímax y prefieren optar en ocasiones por juguetes sexuales, dedos, sexo oral…., existiendo muchas posibilidades para disfrutar.

Antes de hablarte de las mejores posturas para llegar al orgasmo es importante tener claro que no solo hay una forma de hacerlo. Si una posición no es adecuada para ti y  tu pareja puedes optar por otras, siempre que los dos estéis de acuerdo.

Posturas para alcanzar el orgasmo

La penetración suave y controlada, así como la estimulación de varias zonas erógenas durante la penetración o elegir posturas que puedan llegar a favorecer el roce con el clítoris en el caso de las mujeres, son algunas de las estrategias efectivas para conseguir que una postura sexual contribuya a llegar al orgasmo durante la penetración.

Dicho esto, a continuación te vamos a hablar de las mejores postruas para llegar al orgasmo y conseguir así la máxima satisfacción:

Misionario reinventado

Si habitualmente no llegas al orgasmo con la penetración o prefieres alcanzarlo sin la penetración, esta es una postura que puede ser ideal para ti. Para ello deberás colocarte en la postura sexual del misionero, debiendo proceder a situarse acotado sobre tu espalda y tu pareja encima.

Ahora tendrás que hacer que está mueva el cuerpo hacia tu cabeza, logrando que la pelvis se encuentra de manera ligera por encima de la tuya. Se puede hacer uso de algunos cojines debajo de las caderas.

Desde este lugar la pareja puede moverse para imitar la forma de un ocho sobre la pelvis, lo que ayudará a la hora de la estimulación de zonas como el clítoris, provocando sensaciones de placer para ambos.

Cabalgar a tu pareja

En esta postura se cambia de lugar para que la persona que inicialmente se encuentre debajo ahora se encuentre encima. Desde esta posición consistirá en cabalgar sobre tu pareja, de espaldas o de frente, ya sea, por lo tanto, mirándole a la cara o los pies.

Desde esta postura es posible frotarse contra su cuerpo, inclinándose en distintos ángulos o, si se practica sexo con penetración, optando por el control del ritmo así como del ángulo de penetración y la profundidad.

Tu pareja, por su parte, puede apostar por desplazar sus dedos por tus zonas erógenas, tu espalda, o incluso hacer uso de un juguete sexual que os permita disfrutar.

Perrito descendente

Para esta posición deberás comenzar sobre tus rodillas y manos, con la pareja detrás tuya o de rodillas. Desde esta posición tienes una gran cantidad de opciones con las cuáles poder llegar a alcanzar orgasmos muy placenteros.

La persona que se encuentra detrás puede proceder a besar de forma suave las zonas erógenas de su pareja hasta alcanzar el sexo oral. Si lo deseas puedes optar por probar un juguete o algo de lubricante para mayor estimulación. Si se está practicando sexo con penetración se pueden sujetar las caderas mientras se mueve.

Por otro lado, si lo deseas puedes cambiar el ángulo de penetración, y con la intensidad de esta postura podrías estimular el punto G.

Puente

El Puente es otra postura que te puede ayudar a la hora de lograr que tanto tú como tu pareja pueda disfrutar de unos orgasmos más placenteros. Deberás comenzar por tumbarte sobre la espalda con tu pareja de rodillas en frente tuya.

Mientras te encuentras sobre tu espalda, será el momento de de doblar las rodillas y situar las plantas de los pies sobre la cama. Luego arquea las caderas hacia el pecho y forma así un puente bajo.

Tu pareja podrá hacer uso de sus manos, juguetes, o boca, lo que más te apetezca. Todo ello para llegar a alcanzar el orgasmo; y si se opta por la penetración, se puede penetrar mientras se sujetan las caderas de la mujer. De esta forma se conseguirá alcanzar el máximo placer.

Cucharita

Una última recomendación en el caso de que busques las mejores posturas para llegar al orgasmo es optar por la cucharita, que además de ser una postura íntima y sensual, al hacer que tu pareja proceda a abrazarte por detrás, es una de las posturas más sencillas para conseguir una doble estimulación.

Para ello deberás tumbarte de lado con tu pareja detrás para que ambos miréis en una misma dirección, y luego empuja tu trasero hacia ella. Podréis tocaros, presionar suavemente sobre las zonas erógenas, y si se tiene sexo con penetración, esta persona que está detrás podrá estimular todas las zonas erógenas que desee.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.