Cómo estrechar la vagina para aumentar el placer

Al igual que muchas mujeres se preguntan sobre cómo practicar sexo durante el embarazo, otras se muestran preocupadas por el ensanchamiento de su vagina a causa de este, o por los cambios hormonales o el envejecimiento que sufren. La pérdida de elasticidad y el ensanchamiento vaginal es algo que puede llegar a convertirse en un problema para muchas mujeres a la hora de mantener relaciones sexuales, tanto a nivel de autoestima y confianza como a la hora de perder placer.

El no poder recibir placer vaginal produce estrés y afecta al placer que se siente al mantener relaciones sexuales entre hombres y mujeres. Con una vagina más estrechas se estimula más el pene y la mujer disfruta más de la penetración. Además, es más fácil alcanzar el orgasmo, ya que se origina una mayor fricción.

Cuando el hombre realiza la penetración, empuja en la vagina y tanto clítoris como labios inferiores se mueven hacia abajo. Esto ayuda a estimular la zona y permite que se pueda alcanzar el orgasmo. De ahí que sea importante saber cómo estrechar la vagina para aumentar el placer. Recuerda las diez razones por las que el sexo es bueno y por lo que es recomendable siempre tratar de mejorarlo.

¿Por qué estrechar la vagina?

En primer lugar hay que indicar que una vagina ancha no tiene relación alguna con el número de relaciones sexuales que se han tenido. Las razones son muchas y variadas, ya que puede venir dado porque no vuelve a la normalidad tras un embarazo o parto; o el simple paso del tiempo.

El tener una vagina ancha no afecta a las señales de nuestro cuerpo que nos indican que necesita sexo, y tampoco debería ser un motivo de gran preocupación para ninguna mujer. Sobre todo porque a través de un entrenamiento adecuado, la vagina puede recuperar su estado normal.

Hay quienes se someten a una vaginoplastia, que es una intervención que lleva asociados tanto algunos riesgos como un desembolso económico. Sin embargo, debes saber que para recuperar su estado original puede ser suficiente con el entrenamiento, lo que además hará que se disfrute de una mayor lubricación genital.

Cómo estrechar la vagina

Una de las mejores maneras de estrechar la vagina y tonificarla es a través de los de sobra conocidos ejercicios de Kegel. Se trata de unos ejercicios de contracción y relajación que se deben llevar a cabo en varias repeticiones.

Son ejercicios que puedes hacer de manera cómoda en tu casa o en cualquier otro lugar, ya que nadie se percatará de ello. Para ello es necesario que notes lo músculos del suelo pélvico, que son los encargados de cortar el flujo de orina cuando se está procediendo a orinar. Para ejercitar esta zona es suficiente con apretar durante unos 10 segundos y relajarlos durante otros 10 segundos. A la hora de hacerlos es recomendable ir haciendo varias repeticiones, en las que se alterne el tiempo de presión y de relajación.

No obstante, no solo existen los ejercicios de Kegel para poder conseguir el objetivo de tener una vagina más estrecha con la que incrementar el placer sexual, sino que se puede recurrir a otros métodos.

Uno de ellos es hacer sentadillas, que ayudan a la hora de estrechar y tonificar la vagina al tiempo que se tonifican los músculos de cuádriceps, piernas, pantorrillas, muslos y glúteos. Para hacer este ejercicio deberás situarte de pie, con las rodillas semiflexionadas y pies a la altura de los hombros, en paralelo. Una vez adoptada esta postura, será el momento de, con la espalda recta y los brazos extendidos bajar como si nos fuésemos a sentar en una silla, y subir, así en diferentes repeticiones.

Cómo fortalecer la pared vaginal

En el caso de que no quieras hacer ejercicio físico, hay otras opciones para poder fortalecer la pared de la vagina, optando por el uso de herramientas como los conos vaginales. Estos se pueden encontrar en diferentes tamaños y pesos, debiendo realizar el ejercicio durante aproximadamente 15 minutos.

Estos conos vaginales se introducen en la vagina. Luego la mujer tendrá que apretar los músculos del suelo pélvico para mantener estos en su lugar durante unos quince minutos. Debe ser un ejercicio a realizar al menos un par de veces al día para así mejorar los resultados.

Para comenzar a ejercitarse de seta manera hay que usar el cono más ligero, para luego ir pasando a otro más pesado, consiguiendo así ir avanzando en peso y tamaño. Así se conseguirá que los músculos sean más firmes.

Por otro lado, también se puede recurrir a las conocidas bolas chinas. Se puede hacer en cualquier lugar tras haber insertado las bolas en la vagina. Se deben apretar los músculos para mantenerlas en el interior, haciendo que se ejercite la vagina. Poco a poco se irá teniendo un mayor control sobre los músculos vaginales.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.