Cómo hacer el amor de pie: Posturas

Practicar sexo con tu pareja es una de las mejores formas de conectar con ella y poder llegar a disfrutar al máximo de la intimidad, además de que contribuye a consolidar la relación. Sin embargo, con el paso del tiempo se puede llegar a caer en la rutina, lo que puede hacer que se busquen nuevas formas de disfrutar del sexo.

Después de haberte traído las mejores posturas para hacer el amor en el suelo, posturas sexuales para tener sexo en las escaleras, o posturas para mantener sexo de espaldas, llegar el turno de traerte posturas para que sepas cómo hacer el amor de pie.

Mejores posturas para hacer el amor de pie

A la hora de disfrutar del sexo de pie existen diferentes posturas a las que podemos recurrir. Algunas de las mejores para ello son las siguientes:

Medio perrito

El medio perrito es una de las posturas más clásicas para hacer el amor de pie. Es muy similar al perrito tradicional, pero en este caso ambos miembros de la pareja están de pie. La mujer dará la espalda al hombre y se apoyará con las manos sobre alguna superficie plana para hacer un ángulo de noventa grados.

Esta es una postura que permite una penetración muy cómoda, además de ser una postura en la que el hombre tiene las manos libres para poder seguir con la estimulación.

Contra la pared

Entre las posturas más clásicas y más recomendadas a la hora de saber cómo hacer el amor de pie es apostar por la postura contra la pared. Para ello tendrás que utilizar una superficie vertical en la que apoyarte.

En este caso la mujer tendrá que estar mirando de frente al hombre y hacer uso de la pared para apoyarse cuando el hombre inicie la penetración. Al existir presión entre ellos se estimulará más a la mujer. El hombre es quién domina en esta postura que puede dar mucho placer a ambos.

Carretilla

Aunque se trata de una postura que puede resultar un tanto complicada inicialmente, la Carretilla es una postura para hacer el amor de pie que puede llegar a aportar una gran estimulación a ambos miembros de la pareja.

Para ello el hombre tiene que situarse de pie, mientras que la mujer se coloca en el suelo dándole la espalda. Con sus antebrazos y el cuello tiene que tratar de hacer «el pino», elevando el torso y situando sus piernas alrededor de la cadera del hombre, que sujetará las mismas. De esta manera el hombre podrá penetrarla.

Pinza

A la hora de saber cómo hacer el amor de pie y las diferentes posturas existentes para ello hay que mencionar a la Pinza, que es una gran opción pero apta solamente para aquellos que tengan una buena condición física. Esto se debe a que hay que hacer una serie de equilibrios que no están al alcance de todo el mundo.

Para llevarla a cabo la mujer se coloca apoyada en uno de sus laterales, haciendo que comience a simular como si hiciese una plancha lateral, sosteniendo su peso en uno de los brazos. Las piernas deberán agarrarse en forma de que se pinza a la cadera del hombre.

El hombre deberá ayudar a la mujer, haciendo que se sostenga la cadera y haciendo que se pueda llevar a cabo la penetración. Esta postura es muy exigente pero puede llegar a conseguir grandes orgasmos.

De rodillas

Para hacer el amor de pie también puedes apostar por hacerlo de rodillas, en la que los dos miembros de la pareja se colocan de rodillas mirándose de frente. En este caso será necesario que haya una gran coordinación entre ambos. Uno de los dos debe dejar la pierna derecha en el suelo y subir la otra, y la otra hacerlo al revés.

De esta forma se crea una especie de puzzle, en el que los dos cuerpos se pueden encajar y los genitales juntarse. De esta forma se consigue una penetración que se encuentra estimulada gracias al movimiento de balanceo. Se requiere de una mayor compenetración.

Pino indio

Otra de las posibilidades que tenemos a la hora de mantener relaciones sexuales de pie es apostar por el pino indio. Es una postura en la cual la mujer tiene sus brazos extendidos como si fuese a modo carretilla, y haciendo que sean las palmas de sus manos las que sostengan el peso.

Es parecido a hacer el pino y hará que el hombre tenga una mayor capacidad a la hora de llevar a cabo el movimiento de penetración.

Cara a cara

Una última recomendación es la postura Cara a Cara que es similar a la que se realiza contra la pared, pero sin ninguna superficie.  Esta postura es muy íntima y quiere de coordinación y compenetración para lograr que, a través de ligeras flexiones de rodillas se pueda llegar a conseguir penetrar estando de pie.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 66,67% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.