Cómo se hace el beso blanco

Después de haberte hablado de los besos que más excitan y enseñarte a dar un beso francés o un beso negro, ha llegado el turno de conocer cómo se hace el beso blanco, también conocido como bola de nieve o snowballing si hacemos referencia al mismo en inglés.

Esta es una práctica sexual muy habitual en las películas para adultos, en las que la mujer recibe la eyaculación del hombre en su boca para posteriormente pasar el esperma a quién acaba de recibir la felación a través de un beso.

Mientras que para algunas personas es algo repulsivo, para otros es algo que les excita a la hora de mantener sus relaciones sexuales. Por lo tanto, hacerlo o no dependerá de vuestras preferencias.

En todo caso, antes de hablarte en profundidad de cómo se hace el beso blanco, hay que ser consciente de que se trata de una práctica que puede llegar a ser bastante peligrosa para la salud de quienes los practican. Por ello conviene conocer sus riesgos asociados y las medidas a tener en cuenta para poder disfrutar de este tipo de beso de una manera más segura.

Qué es y cómo se hace el beso blanco

Si quieres saber cómo se hace el beso blanco debes saber que se trata de una práctica sexual que consiste en la realización de sexo oral a un hombre. Cuando este eyacule, la otra persona tendrá que retener el semen en su boca, y seguidamente proceder a pasárselo al hombre al que acaba de hacer la felación mediante un beso.

Esa persona que recibe el semen tiene la posibilidad de volver a tragarlo o bien de volver a pasárselo a la persona que le ha practicado el sexo oral. Es una práctica sexual que se puede llevar a cabo entre dos o más personas, si bien para muchas personas se trata de una acción que es desagradable y repugnante. Para otros en cambio, se trata de un acción excitante que quieren incluir a la hora de mantener relaciones íntimas.

Esta es una práctica que deriva del bukkakke, que consiste en que varios hombres eyaculen sobre el rostro o cuerpo de una misma mujer, que es la que consume y juega con el semen que recibe. Por este motivo, es habitual que el beso blanco esté presente en películas para adultos como parte del propio bukkakke.

Una práctica sexual llena de riesgos

Ahora que ya sabes cómo se hace el beso blanco, debes tener en cuenta que llevar a cabo esta práctica sexual implica tener que llevar a cabo intercambio de fluidos corporales sin obstáculos, lo que a su vez genera un gran riesgo para la salud. De hecho, entraña unos riesgos similares a los que tiene el llevar a cabo sexo oral sin la protección apropiada.

A diferencia de lo que muchos puedan llegar a pensar al respecto, el tener esperma en la boca no provoca que pueda haber un embarazo en la mujer, pero sí que puede ocasionar el contagio de algunas enfermedades de transmisión sexual (ETS), como es el caso de la hepatitis A, B y C, el VIH/SIDA, la clamidia, la gonorrea, el VPH, el herpes genital o la sífilis. Por lo tanto, si la pareja sufre alguna de estas enfermedades, existirá un  elevado porcentaje de riesgo de contagio.

Asimismo, es importante indicar que el riesgo de contagiar el VIH/SIDA es mucho más alto en el caso de que la persona que tiene el semen en su boca y lo traga, tiene afecciones bucalesenfermedades venéreas que no han recibido tratamiento con anterioridad.

Por este motivo, antes de practicar un beso blanco como parte de tus relaciones íntimas, es muy importante que seas consciente de los riesgos y peligros que se encuentran asociados al mismo. De esta manera, si tu compañero o pareja tiene algún tipo de enfermedad o lo ha hecho con anterioridad  con otras personas, debes saber que puede suponer un riesgo para tu salud.

Recomendaciones para disfrutar del beso blanco de manera segura

Como se puede comprobar, después de saber cómo se hace el beso blanco, es necesario tener en cuenta que es una de las prácticas sexuales que más riesgo de enfermedades de transmisión sexual admite, ya que al permitir que el hombre eyacule en la boca hace que no haya forma de protegerse con preservativos.

Por este motivo, es realmente importante que no se practique con personas que se acaben de conocer, con quienes se mantenga relaciones sexuales esporádicas o con aquellos de los que no se conoce mucho sobre su pasado o sus relaciones tanto anteriores como actuales.

Además, para practicar un sexo oral placentero y seguro, hay que tener en cuenta estas recomendaciones:

  • Se debe usar preservativo para practicar sexo oral, existiendo una amplia variedad de preservativos con sabor que ayudan a prevenir el contagio de ETS.
  • Los hombres pueden recurrir al uso de protectores dentales o cuadros de látex para practicar sexo oral a una mujer.
  • Extremar las medidas de higiene tanto antes como tras el sexo.
  • Suspender de manera inmediata el sexo oral si en los genitales de la otra persona se comprueba que hay algún tipo de herida o lesión externa.

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 0,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.