Cómo alcanzar el punto G de la mujer con la mano

Son muchas las personas interesadas en saber cómo hacer sexo oral a una mujer o cómo incrementar el placer sexual del público femenino, lo que requiere conocer los mejores trucos para ello. En este caso, te vamos a explicar cómo alcanzar el punto G de la mujer con la mano, que es algo que muchos hombres se preguntan.

Existen diferentes formas de conseguir que una mujer llegue al clímax en el sexo. Sin embargo, una de las maneras con las cuáles se puede llegar a conseguir unos orgasmos más intensos. La existencia del Punto G es real a pesar de que hay quienes aseguran que se trata de un mito, y realmente es una de las zonas erógenas más sensibles de la mujer.

Sin embargo, como decimos, muchas personas tienen el problema de que no son capaces de encontrarlo con facilidad, razón por la cual te vamos a explicar todo lo que debes saber al respecto.

Qué es el punto G femenino

El punto Gräfenberg, más conocido como Punto G, es una de las zonas erógenas más sensibles de las mujeres, una zona erógena que se encuentra situada en la parte superior de las paredes vaginales. Concretamente se encuentra a unos 3-5 cm de la entrada de la vagina.

De acuerdo a lo manifestado por los expertos, es un tejido que se caracteriza por ser esponjoso y tiene un tamaño de entre dos y cinco centímetros, que dependen en este caso de cada mujer en particular.

A pesar de que la sensibilidad de este punto varía en función de cada mujer, es un tejido que cuenta con una gran cantidad de terminaciones nerviosas. Estas son muy sensibles, y esto es lo que hace que cuando se estimula adecuadamente, sea una zona que provoca una gran excitación sexual. A su vez, esto ocasiona que mujer pueda disfrutar de orgasmos muy intensos.

Cómo encontrar el punto G de una mujer con la mano

El punto G de la mujer es, como ya hemos mencionado, un tejido de textura esponjosa que está ubicado en las paredes superiores que se encuentran en el interior de la vagina. Partiendo de esta base, te vamos a dar una serie de indicaciones y consejos para que sepas cómo poder encontrarlo de una manera sencilla; y de esta manera podrás proceder a estimularlo para poder hacer disfrutar al máximo a la mujer.

  1. El primer paso para poder encontrar el punto G de una mujer con la mano, ya sea si lo haces tu misma o tu pareja, es lograr que la mujer que lo va a recibir se encuentra muy excitada. Esto es muy importante, ya que cuando se encuentra la mujer en este estado de excitación, es cuando las paredes frontales de la vagina comienzan a hincharse y será mucho más sencillo poder llegar a este punto erógeno.
  2. Una vez que la mujer esté muy excitada, será el momento de empezar a buscar el punto G. Para ello hay que introducir los dedos en la vagina, los dedos índice y corazón. Estos deben ser introducidos curvados hacia arriba y no rectos, ya que de esta manera se podrá ubicar el punto.
  3. Una vez que tengas los dedos introducidos en la vagina de la forma indicada, será el momento de poder proceder a tocar las paredes vaginales hasta encontrar un tejido que es mucho más esponjoso. Una vez localizado el punto G, será el momento de comenzar a estimularlo.
  4. Para estimular el punto G con la mano tendrás que mantener la posición de los dedos y tocar esta zona de manera delicada mientras estimulas el clítoris con la otra mano. Vete subiendo el ritmo de los dedos poco a poco, sin prisas para así conseguir que la mujer pueda llegar a disfrutar al máximo.
  5. A medida que el punto G se va estimulando podrás ir notando cierta presión en la vejiga e incluso ganas de orinar si eres la mujer. En el caso de que se note esta sensación hay que seguir y no parar, ya que se trata de uno de los indicativos de que la mujer va a experimentar uno de los orgasmos más intensos que hayan podido disfrutar en su vida. Llegado a este punto se deben centrar en tratar de disfrutar del placer al máximo.

Otras maneras de estimular el punto G de la mujer

Existen otras opciones de poder estimular el punto G de la mujer más allá de la mano y los dedos, siendo algunas de las opciones más recomendables las siguientes:

  • Crema estimulante de punto G. Es un producto que por sus ingredientes consigue hinchar las paredes vaginales al introducirla con tus dedos.
  • Consolador para estimular el punto G. Se distingue del normal en que cuenta con una gran curvatura en la punta del aparato para poder estimular esta zona.
  • Posturas sexuales. Existen diferentes posturas sexuales que estimulan el punto G, como el misionero o el perrito.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 66,67% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.