Cómo hablar sucio en el sexo

Ya te hemos hablado de las mejores posturas para practicar sexo en la mesa, de la manera en la que puedes tener sexo seguro o cómo practicar sexo tántrico, pero lo que hasta el momento no hemos tratado es cómo hablar sucio en el sexo.

Hablar sucio en la cama es algo que por algunas personas se puede considerar algo poco apropiado, pero en muchas ocasiones simplemente porque se recuerda a escenas porno en las que solo se gritan palabras malsonantes. Sin embargo, la realidad es que hay muchas personas que hablan sucio en el sexo y esta es una manera de poder calentar el ambiente y la conexión entre ambos.

Si quieres introducir palabras calientes o sucias pero no sabes cómo hacerlo, aquí te vamos a explicar cómo hacerlo a través de una serie de consejos  generales que harán que sea una experiencia muy placentera para ambos.

Razones para hablar sucio en el sexo

Hablar sucio a la otra persona es parte de conseguir incrementar la tensión sexual y provocar el sexo, lo que puede llevar de forma natural a disfrutar de unos juegos previos e incluso a disfrutar de momentos de mayor pasión durante la practica sexual.

Al coquetear, que se puede iniciar incluso horas antes de que se estén solos para el encuentro sexual, se debe saber que el hablar sucio también puede estimular a distancia a esa persona a la que se desea. De esta manera se puede conseguir excitar a tu pareja y ambos podréis llegar a poneros «calientes» de una manera más rápida.

Cómo hablar sucio en la cama

La idea de hablar sucio durante el sexo no es para todo el mundo, pero hay que tener claro que no se debe confundir con que sea algo siempre grosero y sucio. De hecho, el usar un lenguaje positivo para hablar unos con los otros durante el sexo puede dar el toque definitivo para conseguir que aumente la chispa y lograr mayor excitación entre ambos.

Qué hacer para hablar sucio en el sexo

Para saber cómo hablar sucio en el sexo hay que tener en cuenta una serie de puntos que hay que tener en cuenta para que la experiencia sea placentera para ambos:

Simplicidad

Si ambos sois principiantes a la hora de hablar sucio, lo más recomendable es optar por la simplicidad. Para ello no debes preocuparte en exceso sobre la creación de escenarios para crear un papel elaborado, ya que esto hará que la presión aumente.

En lugar de ello deberás optar por acciones básicas, como en mostrar cómo te sientes sobre lo que tu pareja hace o tu le haces, o decirle lo mucho que te gusta alguna de las partes de su cuerpo.

Descubre las frases que le excitan

A medida que vas hablando sucio podrás ir conociendo a la otra persona, y como sucede con el sexo en general y con otros aspectos en las relaciones, a base de probar podrás ir conociendo lo que le gusta a la otra persona.

Debes descubrir qué tipo de palabras hacen que se pueda calentar el ambiente. Para ello puedes probar diferentes cosas a decir o preguntar a la otra persona aquello que te gustaría escuchar.

Dile lo caliente que estás

Una de las maneras de hablar sucio en el sexo y hacer que la otra persona se caliente es decirle que estás muy caliente. Esto ayuda a incrementar la excitación, y puedes aprovechar para decirle lo que te gustaría hacerte a ti mismo de lo caliente que estás, o bien lo que quieres hacer durante la relación sexual.

Di qué hacer o qué le vas a hacer

En ocasiones, puede llegar a ser excitante el hecho de decirle a tu pareja lo qué hacer, y esto incluso le puede llegar a motivar. Si a la otra parte le gusta ser sumisa es posible que le encante seguir tus instrucciones sexuales.

Por otro lado, también puedes decirle lo que vas a hacer, lo que puede incrementar la anticipación y ayudar a que se excite mucho.  Para ello puedes decirle cómo vas a darle placer y lo mucho que le va a gustar.

Qué NO hacer para hablar sucio en el sexo

Una vez que ya sabes cómo hablar sucio en el sexo y las cosas que puedes hacer, también tienes que tener claro aquello que no debes hacer, que es lo siguiente:

Centrarte en la forma o tamaño de su cuerpo

Es posible que la otra parte pueda tener algún tipo de complejo o no quera que la atención del encuentro sexual vaya a ello a la hora de hablar sucio. A muchas personas les puede gustar lo grandes o pequeñas que son algunas partes de su cuerpo pero a otras puede que no les guste. Por ello, siempre haz comentarios positivos sobre su cuerpo pero sin hacer referencia a formas o tamaños.

Hacer cosas con las que no estás cómodo

Igual que sucede con todo en el sexo, no hagas nada con lo que no estás cómodo. Es importante que te encuentres a gusto a la hora de hablar sucio, y buscando siempre la satisfacción de todas las partes a la hora de mantener el encuentro sexual.

Hablar a otros de lo que hacéis en la intimidad

Es importante que siempre tengas en cuenta que aquello que suceda en el sexo debería quedarse en ese momento y entre vosotros, siendo mejor no compartir los detalles de lo que sucede con otras personas ajenas a vosotras.

¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.