Cómo practicar la meditación orgásmica

En el terreno sexual hay muchos aspectos a valorar  y a tener en cuenta. Ya te hemos hablado de las mejores posturas para hacer el amor en el suelo, de cómo practicar el masaje Yoni o cómo tener orgasmos múltiples, pero ahora vamos a profundizar en cómo practicar la meditación orgásmica.

La meditación orgásmica (OM) es una práctica que se centra en promover el bienestar a través de una atención plena y sentida del orgasmo. A través de la estimulación del clítoris se puede llegar a conseguir una mayor paz y bienestar en la vida.

De hecho, hay quienes consideran que la meditación orgásmica es una técnica muy poderosa para ser más feliz, más inteligente e incluso para sanar; y es que se trata de la fusión de la sexualidad con la conciencia. En este sentido, conviene aclarar que la OM no busca el fin orgásmico como tal, sino desconectar y conseguir una mejor estabilidad emocional; y todo ello a través del masaje genital femenino.

Una práctica de bienestar única

La meditación orgásmica combina la atención plena con el poder de la experiencia  del orgasmo. Gracias a la OM se logra conectar el cuerpo con la sexualidad; y entre sus principales características cabe destacar que es segura, sistemática y no busca ninguna finalidad en particular. A todo ello hay que sumar que es íntima ya que solo tiene lugar entre dos personas.

Esta práctica de bienestar única se celebra en un periodo de 15 minutos, en los que un hombre, al que se le conoce como «stroker», se encarga de masajear el clítoris. Durante ese tiempo el sistema límbico es activado y el cerebro produce oxitocina. Estos «strokers» no tienen por qué ser pareja de las mujeres, ya que la OM se aleja del acto sexual en sí mismo. Esta es una controvertida cualidad que siembra dudas en aquellos que no piensan que realmente sea eficaz o que consiga el objetivo que realmente dice proporcionar.

Cómo practicar la meditación orgásmica

Si tras haber leído lo anterior te encuentras interesada en saber mo practicar la meditación orgásmica debes saber que las sesiones de esta técnica de meditación siguen una estructura e indicaciones que debes seguir. El proceso en sí mismo es sencillo y, como podrás comprobar puede llegar a conseguir obtener un gran bienestar:

  • Las mujeres deben desnudarse de cintura hacia abajo, mientras que los «strokers», que son los hombres que estimulan su clítoris, van vestidos.
  • El «stroker» es el encargado de crear el espacio en el que tendrá lugar la meditación, un espacio al que se le conoce como «nido». Para ello se hará uso de tres cojines y una esterilla de yoga.
  • Durante la meditación orgásmica las luces permanecen encendidas.
  • El «stroker» tiene junto a él una toalla de manos, unos guantes, un cronómetro y un lubricante.
  • La mujer tendrá que situarse sobre la esterilla, permaneciendo boca arriba y adoptando una posición en la que las rodillas se encuentren dobladas.
  • El «stroker», que se situará a la derecha de la mujer, utilizará su mano izquierda para comenzar a estimular a la mujer.
  • El cronómetro se fija para 13 minutos, ya que los dos restantes serán para volver a regresar a la calma.
  • El «Stroker» deberá indicar a la mujer lo que va a tocar al mismo tiempo que unta sus dedos índice y pulgar con lubricante.
  • El masaje da comienzo en el momento en el que el «stroker» estimula el cuadrante superior izquierdo del clítoris haciendo uso con el dedo índice y haciendo movimientos hacia arriba y hacia abajo.
  • En el caso de que la mujer así lo desee, puede dar indicaciones al «stroker» para pedirle cómo desea que le haga la estimulación en el clítoris.

Una vez que hayan transcurrido los 13 minutos de la meditación orgásmica (OM), el strocker deberá situar su mano derecha encima de la izquierda y proceder a cubrir los genitales femeninos. Para ello presionará suavemente y mantendrá la postura durante dos minutos.

Una vez que hay pasado este tiempo, será el momento en el que la mujer, durante dos minutos, recuperará la calma. Finalizados los 15 minutos de la meditación orgásmico, ambos se encargarán de recoger el nido.

La meditación orgásmica es un método que cuenta con fuertes defensoras como la conocida escritora Rose Surnow. Esta no ha dudado a la hora de asegurar que se trata de una práctica que la ha llevado a lograr disfrutar de un espacio de mucha tranquilidad y placer. Muchas mujeres se han pronunciado en los mismos términos, alabando este método.

La meditación orgásmica se diferencia de otras prácticas que tienen fines espirituales o sexuales, y se centra en tratar de alcanzar el bienestar. Lo hace sin contacto visual, mediante la meditación. Es una idea similar al sexo budista tántrico, buscando extender el piso sensorial antes de llegar al clímax.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.