Cómo es la medicina gráfica

Se supone que un médico debe saber expresarse lo suficiente como para que el paciente lo logre entender; y a la vez, ser lo suficientemente capaz de entender al paciente como para saber cuál es el sufrimiento que lo aqueja. En la medicina gráfica, este proceso de comprensión entre paciente y médico es fundamental.

Por si no lo sabías la medicina viene a ser un 60% comunicación; porque si un médico no es lo suficientemente empático como para poderse comunicar adecuadamente con el paciente está en riesgo la exactitud del diagnóstico. Un 30 % del oficio en medicina tiene que ver con los conocimientos científicos o académicos y un 20 % de ética; que no por ser menos porcentaje viene a ser menos importante.

Ahora las historias clínicas se personalizan a al punto de llegar a convertirse en historietas íconos que sirven de modelos para crear conciencia a otros pacientes con las mismas afecciones. Los pacientes co-crean con su médico las narrativas de su enfermedad las cuales son de vital importancia para lograr un buen diagnóstico y de allí poder brindar un tratamiento efectivo.

El objetivo de la medicina gráfica es diseñar herramientas tecnológicas innovadoras que contribuyan en la transferencia de conocimiento de manera sensible, respecto a la relación comunicativa que necesita un médico y un paciente para que el paciente evolucione positivamente en la práctica clínica cotidiana; teniendo sus mejores resultados sobre todo en oncología y psiquiatría.

Instrucciones para la medicina gráfica

La capacitación viene dirigida fundamentalmente hacia el ejercicio de la medicina a nivel emocional y comunicativo sin dejar por ello de ser profesional. Básicamente, se trata de poder llegar a simplificar la evidencia clínica al punto de poder ser explicada de manera sencilla y pedagógica a los pacientes, para crear conciencia en ellos de su estado de salud, de casos preventivos y de posibles soluciones.

La medicina gráfica logra renovar la pedagogía médica y la transmisión del conocimiento a partir de un enfoque visual muy al estilo de la corriente de la activación de la inteligencia emocional. Está nueva forma pedagógica se empapa de técnicas artísticas visuales para poder crear soluciones comunicativas a problemas reales sin ser alarmistas.

Para poner en acción conocimiento y evidencia en pro del bienestar de los pacientes, la medicina gráfica ha resultado ser una muy buena opción en los últimos años. La lógica clínica ahora en pintada en infografías, ilustraciones, dibujos, cómic o story board tan útiles para los residentes como para los pacientes.

Definir la medicina gráfica no es tan sencillo, ya que los mismos profesionales que la están desarrollando aún no se ponen de acuerdo desde el 2012. Sin embargo, ya existen congresos sobre medicina gráfica para poder ir dándole cuerpo y respaldo cada vez más a esta nueva herramienta.

La idea de todo esto es la integración de un equipo interdisciplinar que ayude a mejorar las relaciones interhospitalarias y la transmisión de conocimientos de manera sencilla, efectiva y agradable. Emocionalmente, esto es muy positivo para la evolución de los pacientes, la prevención de enfermedades y para la sana relación laboral entre el personal del hospital; lo cual incluye desde el personal de limpieza hasta el más reconocido médico que pueda estar trabajando en el lugar.

¿Que necesitas para la medicina gráfica?

Combinando lo que es la medicina narrativa, la cual busca poner en el centro a la personalidad del paciente, la medicina gráfica busca una relación más cercana con el paciente; pero desde el arte visual. Las historietas pueden dejar ver el lado humano tanto del paciente como del médico para que logren identificarse de manera positiva.

Muchas veces lo médicos eliminan información importante de los detalles que el paciente le expresa; porque pareciera que el paciente le estuviera hablando a la pared mientras cuenta su sufrimiento. La humanización del ejercicio de medicina es el valor principal en la medicina gráfica, con esto poder darle voz a los pacientes frente a la frialdad de muchos profesionales que se olvidan de algo tan sencillo como mirar a los ojos al paciente cuando habla.

Consejos para la medicina gráfica

El auge de las patologías gráficas, antes de la llegada del coronavirus, fue el cáncer de mama. Estos dibujitos no solo nos ayudan a prevenir enfermedades, sino a que los pacientes logren entender un poco mejor qué es lo que les pasa y lo que le podría pasar; porque muchos se sienten sobrecogidos por los detalles que les da su médico en lenguaje técnico.

Por ello, es vital que el médico sea más sensible ante estas situaciones y si no puede explicar de manera sencilla, pues entonces que se valga de la imagen, porque una imagen dice más que mil palabras. Entonces, ahora se está tomando muy en serio integrar como parte de la formación profesional de los médicos un curso de cómic para desarrollar habilidades blandas, comunicacionales y diagnosticas básicas para promover la empatía en el ejercicio médico.

Finalmente, la medicina gráfica ayuda a promover la humanización de la medicina desde la justicia social, ayudando a sensibilizar la manera de dar malas noticias o malos pronósticos a los pacientes o a sus familiares; mejorando la forma de crear conciencia preventiva de enfermedades, ayudando a comprender mejor la sintomatología que expresan los pacientes y, sobre todo, que los médicos sensibilizan con el arte visual su manera de expresar su punto de vista respecto a las condiciones de un paciente.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.