Cómo tomar vitamina C de 1000 IU

El ácido ascórbico es muy necesario en la dieta de todos. Desde bebés hasta adultos mayores necesitan consumir vitamina C para mantener un equilibrio inmunológico adecuado. Este maravilloso nutriente es hidrosoluble; es decir, que se puede disolver fácilmente en agua, y lo encontramos muchos alimentos de manera natural.

Como muchos afirman, su acción principal en el organismo es de antioxidante; porque ayuda a preservar las células contra los posibles daños producidos por famosos radicales libres y el desgaste celular que ellos causan en todos los tejidos. Sin embargo, el exceso de vitamina C podría llegar a ser muy perjudicial.

Algunas presentaciones farmacéuticas de suplementación de vitamina C vienen junto con otros suplementos como el Zinc. De esta manera, las personas compran y consumen deliberadamente estos suplementos sin prescripción médica sin tener la menor idea del riesgo que representa esto; llegando a parecer de neurotropenia, anemia, complicaciones gastrointestinales o cálculos renales.

Instrucciones para tomar vitamina C de 1000 IU

La vitamina C de 1000 IU solo se puede consumir por medio de la suplementación; ya que si quisieras llegar a esa cantidad de manera natural tendrías que comerte aproximadamente dos kilos de naranjas o 4 kilos de lechuga al día, lo cual es bastante exagerado y hasta imposible.

La acción de esta vitamina en los tejidos se basa en fortalecer la proteína encargada de producir capas en la piel, parte de los tendones, segmentos en los ligamentos y formar los vasos sanguíneos.  Lo cual es fundamental para que el cuerpo pueda sanar heridas adecuadamente, formando un tejido propio para la cicatrización. Además, ayuda a reparar cartílagos, huesos y dientes.

La falta de vitamina C en la alimentación puede llegar a producir debilidad en general, anemia en poco tiempo, gingivitis, ser más vulnerables a los virus y hemorragias cutáneas. Sin embargo, está comprobado científicamente que consumir mega dosis de vitamina C a través de suplementos dietéticos produce interacción con otros nutrientes; esto causa una especie de choque que no permita absorber bien todos los aportes nutricionales de los alimentos.

Es cierto que aquellas personas que consumen adecuadas cantidades de vitamina C provenientes de frutas y verduras corren menos riesgo de padecer varios tipos de cáncer, como cáncer de útero, de pulmón, de mama o de colon. Sin embargo, ya es conocido que la suplementación no tiene el mismo efecto en la prevención del cáncer.

Por lo tanto, no se sabe a ciencia cierta si el consumir elevadas dosis de vitamina C sea realmente beneficioso para algún tipo de tratamiento del cáncer; ni si quiera en mega dosis mediante inyecciones intravenosas. Todo esto, muy pesar de que existen evidencias de experimentos en animales que indican que las megas dosis de vitamina C en sangre (no tomadas) reducen el tamaño de ciertos tumores cancerígenos.

¿Que necesitas para tomar vitamina C de 1000 IU?

Las fuentes de vitamina C más efectivas siempre van a ser las frutas y verduras. Los suplementos, por su parte, muchas veces no son absorbidos completamente o son bloqueados por otros nutrientes presentes en nuestra dieta o en los mismos comprimidos de la suplementación. Por ejemplo:

  • Las famosas frutas cítricas no pueden faltar: la naranja y el limón son las más populares, pero el kiwi, los pimientos y los tomates, las fresas, los espárragos, la lechuga, las habas, el brócoli y la piña son muy buenas fuentes también.

Consejos para tomar vitamina C de 1000 IU

  1. Es importante tomar en cuenta que una vez cocidos los alimentos por tiempo prolongado podrían disminuir su contenido de vitamina C; por lo tanto, es mejor consumirlos al vapor, utilizando microondas, hornear o consumir crudos.
  2. Aunque siempre se ha escuchado que tomar vitamina C mientras se pasa por un resfriado es bueno; la verdad es que el consumo de este nutriente en el periodo viral no mejora la sintomatología. Ni si quiera en casos de Covid-19 la vitamina C en dosis elevadas mejora al paciente.
  3. La dosis recomendada de vitamina C para los adultos y adolescentes si presentan una deficiencia muy grande de vitamina C no es más de 1000 IU al día vía intravenosa; ya que en la digestión puede haber bloqueos en la absorción del este nutriente por otros y no llegar a aprovechar todo el contenido.
  4. En niños menores de 14 años no es recomendable las dosis de 1000 IU en ningún caso, porque no se disponen de datos suficientes sobre los efectos secundarios o en el desarrollo que se puedan presentar.
  5. La mega dosis de vitamina C pueden llegar a tener fuertes efectos adversos si e consumen sin prescripción médica. Por ejemplo, diarrea crónica, nauseas intensas y vómitos que pueden llegar a convertirse en gastritis.
  6. El exceso de vitamina C podría dañar los tejidos internos al producir una elevación la cantidad de hierro en el cuerpo.
  7. Generalmente los suplementos de vitamina C vienen con Zinc; por tanto, si se sobre pasa la dosis de zinc puedes padecer de fuertes cólicos, diarrea y vómitos que pueden producirte una colitis.  Incluso, interfiere en la biodisponibilidad del cobre en el intestino, lo cual puede llegar a causar anemia hipocrómica.
  8. Finalmente, si eres paciente oncológico, es vital consultar con tu médico cualquier tipo de suplementación que estés consumiendo; porque algunos antioxidantes, incluyendo la vitamina C, podría interactuar con tratamientos de radioterapia y quimioterapia.
  9. Asimismo, si padeces de hemocromatosis debes consumir muy cuidadosamente la vitamina C en tu dieta diaria, y solo utilizar suplementos si tu médico lo indica.

 

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.